sábado 4/12/21

Desechan el dedo de un paciente en Italia pensando que tenía necrosis y es que era negro

En noviembre de 2020 un operario indio acudió a las Urgencias del Santa Croce de Moncalieri, en Turín (Italia), con la mano sangrando y el dedo meñique de su mano envuelto en un pañuelo para que se lo reimplantaran. Sin embargo, una enfermera creyó que el dedo tenía necrosis y lo tiró a la basura; lo que sucedía es que el hombre es de piel negra.

Los cirujanos tiraron el dedo del paciente pensando que sufría necrofilia.
Los cirujanos tiraron el dedo del paciente pensando que sufría necrofilia.

Un operario indio, que trabajaba en una fábrica de la ciudad italiana de Turín, llegó a las Urgencias del Santa Croce de Moncalieri, con el dedo meñique envuelto en un pañuelo y sangrando abundantemente de su mano izquierda para que le fuera implantado. Esto no pudo ser, porque el hospital alegó que lo había perdido, pero la investigación reveló el equívoco y dónde terminó el dedo.

Una enfermera cogió el dedo amputado que el paciente llevaba envuelto en un pañuelo, lo puso en hielo y se lo llevó. Pero poco tiempo después de que el hombre fuese operado descubrió que no le habían cosido el dedo. Fue en ese momento cuando pidió explicaciones y nadie supo dárselas, por lo que decidió interponer una denuncia al hospital.

Pese a la negligencia, la Fiscalía de Turín ha decidido archivar el caso, dejando sin indemnización al trabajador. El operario a consecuencia de esta herida ha quedado con secuelas motoras en la mano afectada y desde entonces está sin trabajo. Vive actualmente casi en la indigencia y duerme en un coche en la ciudad italiana.

Desechan el dedo de un paciente en Italia pensando que tenía necrosis y es que era negro
Comentarios