jueves 2/12/21

El experimentado piloto, Antonio Silva, ha sido protagonista y héroe de su propia película. El pasado 28 de enero despegó a bordo de su avioneta Cessna, según lo previsto, desde la localidad brasileña de Alenquer, en el estado de Pará. A medio camino, el avión comenzó a fallar  y se vio obligado a realizar un aterrizaje de emergencia en pleno Amazonas, Brasil. Salió ileso de las incipientes llamas de la cabina y se adentro en la peligrosa selva.

Estancia salvaje

Estuvo junto a los restos del avión a la espera de auxilio, pero al ver que no surgía efecto alguno, cambió su estrategia. Se adentro en la selva y se alimentó de huevos de pájaros y frutas silvestres. No fue hasta varias semanas después, concretamente, 36 días después de haberse perdido, que se topó con un grupo de recolectores de castañas, a quienes no dudó en pedir ayuda. Finalmente, los servicios de emergencia del municipio Laranjal do Jari dieron con él. Presentaba síntomas de deshidratación, algunos rasguños y cierta pérdida de peso.

Sobrevive un piloto de avión accidentado y perdido durante 36 días en el Amazonas
Comentarios