miércoles. 29.06.2022

Salvador Ramos, el autor del tiroteo en el colegio de Texas que mató a 21 personas, de las cuales 19 eran niños era un joven estadounidense de 18 años que trabajaba en un restaurante de comida rápida.

Antes de llegar a la escuela, Ramos disparó a su abuela que se encuentra recuperándose en un hospital en San Antonio. Posteriormente causó un pequeño accidente de tráfico en su camino al colegio. Cuando llegó, no dudó en abrir fuego en un aula de cuarto de grado que provocó el terror en los niños que corrían intentando huir de los tiroteos.

El joven fue abatido por los agentes justo después de perpetuar el tiroteo.

Según el sitio web Mediaite, Ramos publicó 4 días antes de la masacre en una cuenta de Instagram unas imágenes de dos escopetas semiautomáticas con el cargador enganchado. Además, la misma fuente publicó una conversación entre el joven y una desconocida usuaria que etiquetó en una de esas fotos. “¿Qué tienen que ver tus armas conmigo?” preguntó ella a lo que él contestó: “Estoy a punto de hacerlo. Te lo diré antes de las 11. Hay un secretillo que me gustaría contarte”.

Después de conocerse la noticia, la usuaria lamentó: “La única razón por la que le respondí fue porque me asustó. Ahora me pesa no haberme quedado despierta hablando con él para tratar de evitar este crimen”.

Además de esta información recopilada hasta el momento, el Te Washington Post ha publicado el testimonio de Santos Valdez Jr, un amigo de la infancia de Ramos. “Se cortaba la cara con cuchillos una y otra vez”, le confesó el artífice de la matanza.

Salvador Ramos, el adolescente que mató a 19 niños tenía todo planeado: "Estoy a punto...
Comentarios