lunes 18/1/21

Salvan de ser atropellado a un niño de 10 años que se había caído a las vías del metro en Moscú

El niño de diez años calló a la vía tras tropezar y pudo ser salvado gracias a la rápida maniobra del maquinista del metro que pudo frenar a tiempo
Estación del metro de Moscú
Estación del metro de Moscú

El metro de Moscú es uno de los mejores, sino el mejor metro de todo el mundo debido a su belleza arquitectónica, eficiente organización, gran extensión y las cientos de miles de personas que a diario lo utilizan en la capital rusa para su vida cotidiana. Esta gran obra del transporte público a nivel internacional casi se tiñe de negro el pasado lunes 11 de enero.

Un niño, el cual andaba por las vías instantes antes de que el metro entrase a una de las estaciones, tropezó cayendo, desafortunadamente en medio de las vías ante la estupefacción y preocupación de todos los presentes. Los rieles fueron los culpables de su tropiezo fatídico a la vía que podrían haberle costado la vida.

Y podrían haberlo hecho, de no ser por la ejemplar actuación del maquinista del metro que se acercaba a la estación de los hechos, que haciendo gala de unos grandes reflejos consiguió de alguna manera frenar el impulso del metro para que el niño no sufriese daño alguno y pudiese ser rescatado sin problemas del medio de las vías.

En el momento que el menor de diez años se percató de la entrada del tren en la estación, consiguió levantarse rápidamente y acomodarse a un lado de las vías para que el tren no le atropellara, todo gracias a los reflejos del maquinista por aminorar la velocidad del transporte. Fue el propio conductor el encargado de una vez se paró el tren sacó al niño de las vías tras desconectar los rieles de manera manual. El niño salió completamente ileso.

El departamento de transporte de la capital rusa se encargó de informar de la emergencia a la propia estación del metro, ya que las cámaras de seguridad habían captado todo el espectáculo. Gracias a esta rápida comunicación es que el conductor pudo estar alerta para frenar a tiempo y que se desactivase el carril de contacto para evitar una tragedia mayor.

"Me comuniqué con el despachador, exigí liberar la tensión del riel de contacto, informé que el pasajero estaba en las vías, luego abrí la puerta y vi que el niño yacía debajo de la plataforma, junto al riel de contacto. Luego de recibir la orden de liberar la tensión, actué de acuerdo con las instrucciones", narró el conductor de metro, según informa 'radiosputnik'.

Comentarios