miércoles 8/12/21

Reino Unido se une a suprimir la obligatoriedad de las mascarillas desde el 19 de julio. Además, tampoco será necesario mantener las normas de distanciamiento físico ni contar con un certificado covid como requisito para acudir a eventos o actos públicos, esta nueva regulación se aplicará por igual a todos los ciudadanos. El primer ministro Boris Johnoson respalda la toma de esta decisión en que los ciudadanos de Reino Unido deben aprender a convivir con el coronavirus, igual que ocurre con la gripe.

Pese al cese de necesidad de mostrar certificado, el Gobierno ofrece una app donde se concreta la situación sanitaria de cada ciudadano y a la que podrán acudir los organizadores del evento o el Sistema Público de Salud (NHS).

Johnson también dice adiós, tras 16 meses de restricciones, a la era del teletrabajo, declarando que “Los empleados pueden ir pensando en un regreso seguro a sus lugares de trabajo” y por tanto las empresas no han de continuar recomendando el teletrabajo. El Ejecutivo británico prevé eliminar tanto la norma que establece un máximo de seis personas reunidas en domicilios, bares y restaurantes; como el límite de asistentes a bodas y funerales.

Si es cierto que los casos están en el nivel más alto desde que comenzó el año “The Guadian” confirma que el primer ministro no pretende retroceder en su plan que pondrá fin a las restricciones causadas por la pandemia el 19 de julio.

Debido a que Escocia, Gales e Irlanda del Norte son exclusivamente competentes de dictar o suprimir sus normas, estos cambios solo se aplicarán a Inglaterra.

La cifra de vacunados en Reino Unido que al menos han recibido la primera dosis es de un 86 por ciento. Los ciudadanos que estén vacunados con ambas dosis tendrán permitido viajar a países con una situación de contagios moderada sin la obligación de mantener cuarentena una vez vuelvan a sus casas, una vez comiencen las nuevas restricciones. Además, no será necesario que las personas vacunadas se aíslen una vez hayan estado en contacto con un positivo.

Johnson insiste en que todas estas medidas las posibilita “el exitoso despliegue de nuestro programa de vacunación, estamos avanzando con cautela en nuestra hoja de ruta”. Aún así, pide a los ciudadanos que “gestionen con cuidado” los riesgos de la pandemia.

Entre tanto, el partido Laboralista juzga “dejar que los casos aumenten sin acción significa más presión sobre el NHS (sistema nacional de salud), más enfermedades, interrupción de la educación y el riesgo de que surja una nueva variante".

La población se encuentra “desesperada” al dejar atrás las restricciones, de esta manera lo reconoce el secretario de Salud, el laboralista Jonathan Ashworth, declarando que teniendo en cuenta el aumento de los contagios de covid debido a la vatiante Delta, el primer ministro habrá de concretar las nuevas medidas que se aplicarán.

Esta domingo Reino Unido suma 24.248 nuevos casos frente a los 15.945 del mismo día de la semana anterior. Además, se suman 15 decesos al total que ya supera los 128.000.

Reino Unido dice adiós a las mascarillas y abre el acceso a los eventos públicos
Comentarios