sábado. 22.06.2024

Vladimir Putin ha vuelto a hablar frente a los medios de comunicación y ha dejado algunas que otras perlas informativas. El presidente ruso no se arrepiente de la "operación especial" en Ucrania, pues según sus palabras "hay que lograr otros objetivos". Putin aseguró que "ya no serían necesarios más ataques masivos", esto puede tener relación y dar veracidad al informe publicado por la inteligencia ucraniana. Esta asegura que el arsenal de misiles rusos está ya por debajo del tercio de su capacidad de ataque.

Este no ha sido el único gran anuncio que el mandatario ruso dejó para la prensa, pues, según declaró, la movilización de reservistas rusos estaría a punto de llegar a su fin, probablemente dentro de unas "dos semanas". Y es que el uso de reservistas en el ataque a Ucrania no le ha venido muy bien al poder ruso, desde el pasado 21 de septiembre, 300.000 rusos reservistas fueron llamados a las filas para combatir en el frente, lo que provocó revueltas y huidas del país por parte de numerosas personas, para evitar ir a la guerra.

El plan de actuación ruso, ante la clara derrota que está sufriendo contra Ucrania, gracias a las ayudas de la OTAN, ha cambiado, ahora Putin quiere reforzar las defensas del país. Cuestión para la que ha pedido la ayuda de Bielorrusia. Alexander Lukashenko, máximo dirigente bielorruso advirtió a su homólogo de un posible ataque terrorista dentro de sus fronteras, lo que les ha llevado a firmar un tratado de ayuda y defensa dentro de sus fronteras.

Putin descarta más bombardeos masivos de Rusia sobre Ucrania