sábado. 25.06.2022

Un preso asesina a dos pedófilos en la cárcel: "Pensé que le hacía un favor a todos. Volvería a hacerlo"

Watson, condenado por asesinato, advirtió en la cárcel de que asesinaría a sus compañeros de celda si no lo cambiaban. Jonathan Watson ha sido condenado a cadena perpetua por sus acciones
Jonathan Watson, el asesino de dos presos pedófilos
Jonathan Watson, el asesino de dos presos pedófilos

Jonathan Watson es un prisionero estadounidense condenado a cadena perpetua desde el 2009 por asesinato. A partir del pasado 2020 pasó a compartir celda con otros reclusos, como recompensa por su buena conducta dentro de la prisión. Recientemente, este prisionero pasó a compartir celda con dos condenados por abusos sexuales a menores.

Ante tal decisión, Watson pidió al personal de la cárcel un cambio de celda, ya que no quería compartir habitáculo con presos de tales crímenes, advirtiendo de que asesinaría a sus compañeros si el cambio no se llevaba a cabo. Ante el caso omiso del personal de la prisión, Watson asesinó a sus dos compañeros de celda a palos, tal y como prometió.

La llegada de Watson a la prisión de nivel dos en California suponía un cambio para el preso, pues pasaría a compartir celda. Sus compañeros, acusados y condenados por pedofilia eran David Bobb, de 48 años, y Graham De Luis-Conti, de 62 años, encarcelados por abusar sexualmente de menores de menos de 14 años.

Watson intentó evitar en primera instancia la violencia, pidiendo el traslado inmediato a la prisión individual de la que venía al saber que estaba compartiendo celda con dos pedófilos. Jonathan Watson pidió el traslado antes de que "les dé una paliza a uno de estos tipos". El aviso no fue escuchado y Watson pasó a la acción.

David Bobb, uno de los pedófilos, siempre veía un programa para niños en la televisión, en una de esas veces, Watson le dijo: ¿Realmente vas a ver esto delante de todos nosotros?". Acto seguido, bastón en mano, lo golpeo hasta la muerte. En su camino a entregarse a los guardias y confesar su crimen, con el arma ejecutora en la mano, se cruzó con su otro compañero, traficante de menores, De Luis-Conti, al cual, con el mismo bastón, fue asesinado a golpes por Jonathan Watson. 

Lejos de arrepentirse por su doble asesinato, Watson escribió una carta al diario The Mercury News, donde explicaba lo que sentía compartiendo celda con tales criminales: “No podía dormir sin hacer lo que su instinto le decía (…) Estoy en una posición única donde tengo acceso a este tipo de personas y muy poco que perder. Estos individuos son la peor pesadilla de cualquier padre". “Pensé que simplemente le haría un favor a todos. Son verdaderos monstruo y volvería a hacerlo”, confesó.

En el nuevo juicio por sus crímenes, Watson ha sido condenado a una nueva cadena perpetua por asesinato. Un juicio donde, sin arrepentimientos, aseguró que si tuviese la oportunidad de volver atrás en el tiempo, no cambiaría sus acciones y lo volvería a hacer, llegando a advertir que lo hará de nuevo si lo ponían con otros condenados por pedofilia.

Un preso asesina a dos pedófilos en la cárcel: "Pensé que le hacía un favor a todos....
Comentarios