domingo 22/5/22

Postes de semáforo que pueden absorber impactos, una idea que salva vidas

Los objetos de seguridad que consiguen doblarse sin romperse tienden a ser revolucionarios, y una empresa australiana espera que los conductores de la nación estén de acuerdo la próxima vez que estrellen su automóvil contra uno de estos semáforos.

Simulación de choque con el semáforo flexible. Fuente: University of South Australia
Simulación de choque con el semáforo flexible. Fuente: University of South Australia

Los australianos pagan cerca de $ 90 millones al año en daños y lesiones por colisiones con semáforos, pero unos nuevos y flexibles que puedan proteger al conductor y al poste prometen ayudar a reducir esa cifra cuando estén listos para ser usados el próximo año en las carreteras de Down Under.

Las farolas y los postes de semáforo tienden a ser rígidos e inflexibles, lo que es una mala noticia para un conductor que se aproxima y para el poste, pues si la colisión es lo suficientemente fuerte, sin ninguna flexibilidad, el poste se romperá.

Esto no solo significa un costoso proceso de reparación y un deber de la policía de tránsito para los oficiales del estado, sino también que el poste caerá, como un árbol hacia el hacha que lo derriba, hacia el automovilista lesionado y el techo de su automóvil.

El Dr. Mohammad Uddin de la Universidad de Australia del Sur está trabajando para replicar esta revolución y crear una versión flexible de la sección inferior de riesgo de colisión de la farola básica, y se está asociando con una empresa australiana que le ayuda a fabricarla. 

Por ejemplo, durante la Edad Media, las espadas de hierro eran rígidas y se rompían en las manos de los hombres si se doblaban en la batalla. El acero cambió todo, ya que de repente la espada pudo doblarse pero volver a su forma original.

En reposo, se mantendría erguido, no obstante si lo golpea un automóvil, la espuma se comprime, lo que permite que el poste se mueva y se incline con el impacto, lo que reduce el daño al poste, al automóvil y, lo más importante, al conductor.

Uddin espera que la tecnología esté lista el próximo año y para los postes de semáforo:

“Esperamos que estos nuevos semáforos que absorben energía (EATL) sean el modelo estándar en el futuro, no solo para nuevas instalaciones, sino también para reemplazar gradualmente las luces existentes”, dijo.

Postes de semáforo que pueden absorber impactos, una idea que salva vidas
Comentarios