lunes. 22.07.2024

Después que la semana pasada el Ministerio de Sanidad español ordenara el cierre permietral de la ciudad de Madrid ante el avance de los contagios por Covid-19 , ahora es París quien ha decidido tomar medidas restrictivas en la misma línea ante el aumento de casos de coronavirus.

La capital francesa ha decidido aplicar restricciones después que la incidencia superara los 260 casos por 100.000 habitantes y, sobre todo, debido a la ocupación por enfermos de la Covid-19 de las unidades de cuidados intensivos de los hospitales, que llega ya al 36%. Las medidas afectan a una región donde viven 7 millones de personas. Madrid tienen una tasa de ocupación de la UCI que supera el 40%. En el caso madrileño son casi 4,8 millones de habitantes afectados . Con más de 100.000 habitantes, todas las ciudades tienen una incidencia acumulada en los últimos 14 días que supera los 500 casos y una tasa de positividad de las pruebas de más del 10% del total.

Con estas cifras, las medidas adoptadas en ambas capitales son dispares. Mientras que en París y los tres departamentos densamente poblados que la circundan, todos los bares permanecerán cerrados durante 15 días, en Madrid siguen abiertos aunque con la obligación de cerrar como máximo a las 23 horas. En la capital francesa la persiana sigue levantada los restaurantes aunque con un nuevo protocolo sanitario mucho más estricto, así como los museos, cines y teatros, donde también rigen prescripciones rigurosas para evitar los contagios.

En Madrid el cierre perimetral supone que los bares abiertos deben cerrar a las 23 horas y desde una hora antes no pueden servir consumiciones. En la capital francesa, sin embargo, estos establecimientos, al igual que las cafeterías, permanecen cerrados. Los restaurantes en ambas ciudades pueden abrir con aforo limitado. En el caso de la capital española se limita a un 50% y como máximo pueden sentarse seis comensales por mesa. 

Los comercios tienen reducido su aforo en Madrid al 50%. En París únicamente puede haber un cliente cada cuatro metros cuadrados.

Las reuniones con personas no convivientes se limitan a 10 personas en París reduciéndose a seis en Madrid.

Las piscinas y gimnasios solo permanecen abiertos en la ciudad francesa para actividades escolares mientras que en Madrid permiten un aforo del 50% si se trata de actividades interiores o de un 60% si es en exterior.

Las universidades tienen en ambas ciudades reducido el aforo al 50% aunque las autoridades francesas sostienen que los contagios estudiantiles se producen en contactos fuera del centro educativo.

Los bares y restaurantes parisinos permanecerán cerrados 15 días