lunes 16/5/22

Hace unos días la ciudad de Edmonton en Canadá, recibió un Papá Noel algo diferente. Se trata de un hombre que prefiere permanecer en el anonimato y que acudió a unas 400 puertas para dejar sobres con tarjetas regalos de 250 dólares y una rima inspiradora que trajo alegría a todo el que abrió su puerta.

Tras hacer este regalo, el Papá Noel anónimo pidió que si alguien no necesitaba realmente el bono que se lo pasara a otro vecino que pudiera darle un buen uso: "Sea lo que sea que te propongas hacer, recuerda creer en ti. ¿No necesitas esto? Por favor pasa el testigo porque así es como sigue la esperanza".

La única señal de identidad que la persona dejó, fue un correo electrónico al final de cada nota. Diversos medios han contactado con él para preguntar qué fue lo que le impulsó a realizar esta buena acción y su respuesta: "Decidí hacerlo porque sé que mucha gente ha tenido un año realmente difícil y yo tenía los medios para ayudar", "Espero que los obsequios le hayan dado a la gente la sensación de que el mundo es bueno y que hay un futuro mejor no muy lejano".

Un anónimo lleva alegría a 400 familias de Canadá: tarjetas regalo de 200 euros y un poema
Comentarios