viernes 23/4/21

La pandemia ha hecho que los niños pierdan un tercio del curso escolar, según Save the Children

Save The Children
Save The Children

Según un estudio reciente de Save the Children los niños de todo el mundo han perdido 74 días del curso escolar por culpa de la pandemia, que provoco el cierre de los centros y que se acrecentó debido a la falta de accesibilidad a la educación online.

En total, son 112.000 millones de días a nivel global de todos los menores de edad afectados por esta situación. Esta cifra nos deja en claro la acusada brecha que existe entre zonas geográficas de diferentes niveles de desarrollo. La ONG se ha basado en los datos de 194 países para la realización de este análisis.

En febrero de 2020 los centros educativos de todo el mundo cerraron, y el 11 de marzo del mismo año la OMS (Organización Mundial de la Salud) declaró la pandemia, esto causó que el 91% de los estudiantes salieran de la escuela en el punto cumbre del curso escolar.

En España se tardó mas y no se cerraron hasta marzo, en principio solamente 2 semanas, aunque acabó prolongándose hasta septiembre y se sustituyeron las clases presenciales por las online.

América Latina, la más afectada

En el sur de Asia, América Latina y el Caribe, los niños perdieron el triple de días con respecto a Europa Occidental (38 días) y más del doble si lo comparamos con otras zonas de Europa y Asia (46 días), una media de 110 días.

Si pasamos a otras zonas del mundo, como el África Subsahariana, el total de días perdidos pasa a ser de 69, mientras que en Oriente Medio la cifra llegó a los 80 días, contando desde febrero de 2020, coincidiendo con el cierre mundial de colegios para frenar la COVID.

Los niños refugiados, con discapacidades, pertenecientes a familias vulnerables o que se encuentran en zonas rurales sufrieron aún mas esta problemática debido a la falta de acceso a la educación. Save the Children ya ha advertido que esta situación no es exclusiva de los países en vías de desarrollo.

Estados Unidos, un país mas que desarrollado, padeció de esta problemática, más de 15 millones de niños de colegios públicos no tenían acceso a internet para asistir a las clases online, una cifra exorbitada si la comparamos con países de Europa, salvo Rumania y Bulgaria.

"Las consecuencias para los jóvenes es que habrá un retroceso en su progreso escolar", ha señalado Victoria Ward, directora de Save the Children en América Latina y el Caribe, a la agencia EFE. La directora advirtió que la perdida de todo un curso escolar puede tener un impacto "enorme" en la economía.

"Son ellas las que no regresan cuando hay cierres prolongados"

A pesar del intento de los gobiernos de todo el mundo por garantizar la educación a distancia, señala Ward, la falta de acceso a internet provocó que todas las medidas fueran insuficientes, esto ha expuesto a muchos niños "a la violencia de la calle, a la violencia intrafamiliar y a trastornos emocionales"

Es urgente "invertir en incentivos económicos" para las familias más vulnerables y desplegar campañas enfocadas a las niñas, porque "son ellas las que no regresan cuando hay cierres prolongados". Todo esto con el objetivo de procurar que los alumnos vuelvan a llenar las aulas.

Desde su punto de vista, durante la crisis provocada por el coronavirus en América Latina, los niños han sido los grandes olvidados. "Como empezó afectando a adultos mayores, hizo perder de vista los grandes problemas que iba a causar para la niñez".

Para acabar con esta situación es necesario que los gobiernos planifiquen, con ayuda de la comunidad internacional, inversiones en protección social y educación, para que no se pierda "la oportunidad de mejorar los sistemas educativos".

 

Comentarios