lunes 24/1/22

Arabia Saudí, Omán, Tailandia, Filipinas y Sri Lanka han comunicado en las últimas horas restricciones de viaje sobre varios países africanos, con Sudáfrica a la cabeza, ante la incidencia de la nueva variante ómicron del coronavirus, designada como una vertiente "preocupante" por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Gobierno saudí ha prohibido el ingreso del país a viajeros de Sudáfrica, Namibia, Botsuana, Zimbabue, Mozambique, Lesoto y Esuatini, según un comunicado recogido por la agencia oficial de noticias saudí SPA.

Tailandia, por su parte, ha restringido la entrada a viajeros procedentes de Botsuana, Esuatini, Lesoto, Malaui, Mozambique, Namibia, Sudáfrica y Zimbabue; Sri Lanka ha prohibido la entrada desde Sudáfrica, Botsuana, Zimbabwe, Namibia, Lesotho y Esuatini; y Filipinas ha hecho lo mismo con Botsuana, Namibia, Zimbabue, Lesotho, Esuatini y Mozambique.

Japón también ha avisado este sábado de que endurecerá los controles fronterizos para las naciones del sur de África como Mozambique, Malaui y Zambia. Quienes lleguen desde allí necesitarán guardar cuarentena durante 10 días, según una nueva normativa que llega después de que Japón endureciera los controles fronterizos para quienes llegan de Sudáfrica, Botsuana, Esuatini, Zimbabue, Namibia y Lesoto.

Los países de la UE, así como Estados Unidos y Canadá, ya incorporaron ayer estas prohibiciones a sus medidas de restricción contra la propagación de esta variante. España, como caso concreto, aumentará la restricción temporal de viajes no imprescindibles desde terceros países a la Unión Europea y Schengen ante las nuevas variantes de la COVID-19 a partir de las 00.00 horas del 1 de diciembre.

Países del Golfo y asiáticos restringen viajes ante la variante ómicron
Comentarios