martes. 23.04.2024

Save the Children, Cáritas, Plataforma Infancia y Educo han alertado del aumento de pobreza infantil en España, que ronda el 30% (en concreto, alcanza al 28,9% de este sector de la población), tras analizar los datos de la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) correspondiente a 2023 y publicada este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

A raíz de estos datos, Save the Children cifra el total de niños y niñas en situación de pobreza en 2.320.975 durante el año pasado, frente a los 2.253.124 del ejercicio anterior. En cualquier caso, la organización alerta de que el porcentaje de pobreza infantil (28,9%) supera al de la pobreza general (20,2%), al aumentar 1,1 puntos porcentuales más que en 2022, cuando se situó en el 27,8%.

En cuanto a la tasa de pobreza severa infantil, se eleva hasta el 13,7% (0,19 puntos porcentuales más con respecto a 2022) por lo que el número de niños, niñas y adolescentes en esta situación es 1.099.203, indica Save the Children, que precisa que vivir bajo el umbral de la pobreza significa, en el caso de un hogar compuesto por dos personas adultas y dos menores de edad, ingresar menos de 23.077,96 euros al año.

"Tras unos años marcados por el impacto de la pandemia y la inflación, las tasas de pobreza infantil vuelven a subir, hecho que nos resulta de especial preocupación", asegura el director general de Save the Children, Andrés Conde, que afirma que "si bien el crecimiento generalizado de los ingresos eleva los umbrales de renta con los que se calculan estas tasas, el aumento de la pobreza infantil no se explica sólo por ello".

En este punto, Save the Children valora positivamente el aumento de la renta media por hogar, de hasta un 8,1% para el conjunto de hogares, pero alerta de que, si la renta del total de los hogares sube, aumenta el umbral de la pobreza. Por ejemplo, en un hogar compuesto por dos personas adultas y dos niños con ingresos anuales de 21.200 euros (unos 1.766 euros mensuales para 4 personas), en la ECV de 2022 no se habrían considerado en riesgo de pobreza, pero con un umbral de pobreza más alto, sí que lo son. Así, la ONG puntualiza que, si se calcula la tasa de pobreza infantil de la ECV de 2023 con los umbrales de 2022, se obtendría un 24,5% de pobreza infantil por lo que una parte de la subida de la pobreza infantil se debe al "efecto umbral".

La ONG también constata "una anomalía" entre la población general y la infancia, por lo que denuncia que los niños, niñas y adolescentes quienes están sufriendo más los efectos de la inflación acumulada. En este punto, Save the Children pone el foco en los hogares con hijos menores de edad que se enfrentan a mayores tasas de pobreza pues el 24,9% de estos hogares se encuentran bajo el umbral de la pobreza relativa, frente al 15,2% de los hogares sin menores de edad a cargo. En el anterior ejercicio, eran 24,7% frente al 16%.

En el caso de menores que viven en hogares monomarentales, la ONG incide en que se enfrentan a una tasa de pobreza relativa del 55% (frente al 51,7% de 2022). Más de la mitad de menores de estos hogares están en una situación especialmente vulnerable ya que, el 31,4% de ellos se encontraron en pobreza severa en 2023, 2,67 puntos porcentuales más que en la ECV 2022.

En este punto también pone el foco el sociólogo del equipo de Estudios de Cáritas Española, Thomas Ubrich, para quien los datos de la última ECV del INE "refleja un incremento en los ingresos medios de las familias, pero no se traduce en una mejoría de las condiciones de vida de las familias".

"En los últimos años hemos visto una tendencia hacia una reducción en la capacidad de las familias para afrontar gastos imprevistos. Esto nos muestra la gran precariedad que sufren cada vez más familias, sobre todo aquellas que tienen menores a cargo. Los niveles de pobreza en estas familias, según la encuesta, no se habían visto desde el año 2014", denuncia.

Por todo ello, pide a las administraciones públicas garantizar "el derecho a un nivel de vida adecuado apoyando no sólo los ingresos sino también los gastos de las familias, en concreto en el acceso y mantenimiento de la vivienda".

COLECTIVO DE POBLACIÓN "CON EL RIESGO MÁS ALTO DE POBREZA" 

Por su parte, el director de la Plataforma de Infancia, Ricardo Ibarra, ha reclamado "que se tomen medidas para paliar la pobreza que afecta a las niñas y niños, ya que, año tras año, la infancia continúa siendo el colectivo con el riesgo más alto de pobreza de toda la población en España".

"Es preocupante el porcentaje de hogares en los que viven niñas y niños y que no se pueden permitir mantener la vivienda a una temperatura adecuada o no puedan alimentarse de carne, pescado o pollo cada dos días", ha añadido Ibarra. Este dato alcanza su máximo histórico entre la infancia, un 10,8%.

Por otra parte, aumentan las personas que no tienen capacidad para afrontar gastos imprevistos. Para la infancia, el dato es del 42,8%; para el conjunto de la población, del 37,1%; y para los hogares monoparentales del 59,6%, indica la ONG.

También se incrementa (en 0,9 puntos) la infancia que no puede permitirse tener un ordenador personal en su hogar, con una tasa del 8,3% (frente al 6,1% del resto de la población). Plataforma de Infancia señala que el 34,1% de los niños, niñas y adolescentes no pueden irse de vacaciones al menos una semana al año.

Esta ONG lamenta que las familias monoparentales sean las que menos han incrementado su renta: sólo en 1,4% (por persona) y en un 2% (por unidad de consumo) cuando a nivel general el incremento ha sido de un 8,3% y del 7,9% respectivamente.

"Es urgente que el Gobierno sea más ambicioso en la prevención de la pobreza infantil, es urgente que España alcance la inversión en infancia al nivel de la media europea (1,5% del PIB vs 2,4%), debe desarrollarse en esta legislatura una prestación por la crianza, como tienen la mayoría de los países europeos. El Gobierno no debe perder la oportunidad de incluir esta medida en la nueva Ley de Familias", reclama Ibarra.

Mientras, la ONG de infancia Educo denuncia que 2023 fue el año en el que más niños y niñas tuvieron dificultades para comer carne, pescado, pollo o proteínas similares cada dos días desde 2004, año en el que la cifra se situaba en el 1,9%, mientras que el año pasado fue casi del 7%, una cifra que tacha de "escandalosa", con más de medio millón de menores afectados.

"Son niños y niñas que no están comiendo la suficiente proteína y que, por lo tanto, están en riesgo de sufrir malnutrición. El aumento de precio de la cesta de la compra afecta muy especialmente a las familias más vulnerables, que tienen que ajustar su escaso presupuesto y cambiar el menú para poder alimentarse, aunque no de la mejor manera", afirma la directora de Incidencia de Educo, Macarena Céspedes.

"Es una situación muy preocupante ante la cual no se están tomando todas las medidas necesarias y que, si sigue así, tendrá consecuencias no solo en la salud de la infancia, sino también en su educación y bienestar", alerta. Por ello, Educo reivindica que toda la infancia pueda acceder al comedor escolar y que este acceso sea gratuito. Así, indica que en España, unos 800.000 menores reciben becas y ayudas para ir pero hay un millón que las necesitaría y no las está recibiendo.

"Es un problema endémico y es prioritario que se resuelva. No solo porque en el comedor se le garantiza una alimentación adecuada y completa al alumnado, sino porque forma parte de su derecho a la educación: si comen bien tendrán mejor rendimiento. Exigimos a las administraciones públicas medidas rápidas, eficaces y concretas que pongan a la infancia en el centro. España no puede seguir por más tiempo en lo más alto del ranking de la pobreza infantil en Europa", concluye Céspedes.

ONG alertan del aumento de la pobreza infantil en España, hasta casi el 30%