viernes. 07.10.2022

El alcalde de la ciudad de Ucrania de Mariúpol, Vadym Boichenko ha comunicado que hay 11 autobuses con personas rescatadas que no han conseguido llegar a territorio dominado por el ejército de Ucrania. Otras 156 personas sí han llegado este martes a su destino, luego de un viaje catastrófico. Paralelamente, en la planta industrial todavía quedan decenas de personas acorraladas.

Vadym Boichenko ha apuntado a los medios locales que cuando anunciamos y la parte rusa accedió a la evacuación y acordamos que nos darían 90 autobuses, determinaron tres ubicaciones. Sin embargo, solo 14 autobuses llegaron a dos ubicaciones, y solo tres de ellos han logrado llegar a Ucrania”. En esta misma línea, ha argumentado que los otros 11 vehículos que trasladaba a cientos de habitantes a Zaporiyia sigue desaparecido.

100.000 civiles siguen en la ciudad de Mariúpol, bajo control ruso

Mariúpol se encuentra dominado por el ejército ruso, por lo que las operaciones de rescate las está llevando a cabo las Naciones Unidas y la Cruz Roja Internacional.

Boichenko apuntó que quedan, aproximadamente, unos 100.000 residentes que siguen en Mariúpol y otras 200 personas atrapadas en la planta siderúrgica de Azovstal.

Tres días para atravesar 200 kilómetros para ser evacuados

Los que han podido salvarse han narrado el infierno de viaje. Han pasado días para recorrer más de 200 kilómetros. Son algo más de 100 civiles, entre los que se encuentran mujeres, niños, ancianos y enfermos, que han llegado a Zaporiyia. En sus caras está reflejado el dolor que los demás no alcanzaremos a imaginar. Tatiana, de 25 años, dice que no le queda otra alternativa que hacer borrón y cuenta nueva con su vida.

En Mariúpol, mientras tanto, los explosivos siguen estallando. Luego de dos meses de asedio feroz, Rusia graba "zetas" en los muros, pero no son capaces de derrotar el último foco de resistencia. Por debajo de la tierra, los túneles de siderúrgica Azovstal son una zona a medio camino entre la vida y la muerte.

11 autobuses con civiles rescatados de Mariúpol no han llegado a su destino
Comentarios