martes. 25.06.2024

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el doctor Tedros Adhanom, ha anunciado que la OMS "enviará cuatro aviones con 40 toneladas métricas de suministros sanitarios a Gaza a través del paso fronterizo de Rafah en Egipto durante la próxima semana".

"Se trata de medicamentos traumatológicos para tratar a los heridos, medicamentos para la diabetes, el cáncer y las enfermedades cardiovasculares, y otros suministros sanitarios esenciales para atender las necesidades de 300.000 personas, entre ellas mujeres embarazadas", ha afirmado el doctor Tedros durante la rueda de prensa celebrada este jueves.

Asimismo, el director general de la OMS ha señalado que "Israel ha anunciado que no bloqueará la entrada de agua, alimentos y medicinas a Gaza desde Egipto" pero ha solicitado que se permita también el paso de combustible entre los suministros vitales ya que este necesario para "los generadores de los hospitales, las ambulancias y las plantas desalinizadoras".

No obstante, la OMS ya ha facilitado a 2.000 pacientes en la Franja de Gaza tras la entrega de un avión con suministros el pasado fin de semana en Egipto. "La OMS ha movilizado 10 millones de dólares para apoyar nuestra respuesta", ha asegurado el doctor Adhanom.

"A pesar de los ataques aéreos y de los riesgos para su propia seguridad, el equipo de la OMS en Gaza ha entregado suministros médicos vitales, suficientes para atender a 2.000 pacientes. Pero se necesita mucho más", ha afirmado.

Durante la rueda de prensa los expertos de la OMS han cifrado en "más de 12.000 los gazatíes heridos, cerca de la mitad son mujeres y niños". "En Cisjordania, hablamos de 62 palestinos muertos y 1.300 heridos. Y, con respecto al Hospital Árabe Al-Akhli, las estimaciones indican que 470 personas perdieron la vida y 342 sufrieron heridas, de las cuales 28 están en estado crítico", han detallado.

Por otro lado, el director general de la OMS ha reiterado su condena hacia los ataques perpetrados contra la atención sanitaria "tanto en Gaza como en Israel" que "han causado muertos y heridos entre el personal sanitario y los pacientes de ambos bandos". Según el derecho internacional humanitario, "todos los actores armados están obligados a proteger activamente la asistencia sanitaria".

"El ataque que alcanzó el Hospital Al Ahli de la ciudad de Gaza el martes por la noche y la pérdida de vidas que causó, independientemente de quién fuera el responsable, no pueden tolerarse", ha sentenciado el doctor Tedros Adhanom.

Así, ha aseverado que "la OMS está gravemente preocupada por la salud y el bienestar de los civiles de Gaza, que sufren los bombardeos y el asedio". "En la OMS nos hemos sentido conmocionados, horrorizados y entristecidos por el conflicto en Israel y Gaza. Los ataques perpetrados por Hamás y otros grupos armados el 7 de octubre contra civiles israelíes fueron horribles e injustificables", ha señalado.

En este sentido, el director general ha solicitado la "liberación inmediata y en condiciones de seguridad de los rehenes capturados y llevados a Gaza por Hamás y otros grupos armados, entre ellos niños, ancianos y personas que necesitan atención médica urgente".

"Seguimos apelando a Israel y Hamás para que cumplan las obligaciones que les impone el derecho internacional de proteger a los civiles y la asistencia sanitaria. Hacemos un llamamiento a Israel para que restablezca el suministro de electricidad y agua. La OMS es políticamente imparcial y se ha comprometido a apoyar la salud y el bienestar de todos los israelíes y palestinos", ha asegurado.

Por su parte, el director ejecutivo del programa de emergencias sanitarias de la OMS, el doctor Michael Ryan, ha insistido en que "la salud no es un objetivo, nunca puede serlo". "No es una excusa decir que fue un accidente. Las partes en la hostilidad no solo deben evitar atacar los servicios sanitarios, sino que deben asegurarse de que evitan atacarlos o de que los daños a los servicios sanitarios o las lesiones a los trabajadores y pacientes no son resultado directo o indirecto de sus hostilidades", ha sentenciado.

"Los daños a los servicios de salud, la voladura de los servicios de salud, ya sea por accidente o intencionadamente, son resultado de la guerra y se consideran actos prohibidos por el derecho internacional", ha añadido.

EL COMBUSTIBLE, UNA NECESIDAD INMINENTE 

Por otro lado, los expertos de la OMS han reiterado que los hospitales de Gaza "ya se han quedado sin combustible", un bien que es necesario para su funcionamiento. "La situación del combustible es extremadamente grave. Queda muy poco combustible en Gaza, y, el que hay como parte de la iniciativa 'Una ONU', tiene que decidirse a qué se destina el combustible", ha señalado el médico de salud laboral, el doctor Richard Peeperton.

En este aspecto ha explicado que el combustible "primero va para la desalinización para hacer funcionar el núcleo y los servicios. En segundo lugar, a las plantas desalinizadoras para garantizar que haya un poco de agua y a las panaderías también para garantizar que haya algo de pan".

"Uno de los elementos más críticos que hay que añadir a los convoys es el combustible. Combustible para asegurar que estas plantas desalinizadoras puedan funcionar, para asegurar que estas panaderías puedan funcionar, para asegurar que los socios de la ONU puedan realmente implementar las operaciones más esenciales, y para garantizar que estos hospitales puedan mantener sus operaciones y salvar vidas. Así que el combustible es absolutamente prioritario", ha destacado.

Asimismo, ha asegurado que "los hospitales se quedaron sin combustible hace días" y que " han estado encontrando combustible en las reservas".

La OMS enviará 40 toneladas de suministros sanitarios a Gaza a través del paso...