jueves. 30.05.2024

Un joven niño de solo 12 años en china tuvo que ser operado de urgencia, después de introducirse un termómetro en el pene con motivo de un experimento sexual. El menor sufrió de un dolor intenso durante nueve horas tras realizar la práctica que, además de arriesgada, conlleva a numerosos riesgos, tanto durante su realización, como durante la cirugía. Al parecer el niño introdujo tanto el termómetro que fue más complicada su extracción.

El menor, natural de la ciudad de Chengdu en el centro de China, y admitió a los médicos que le trataron, que realizó dicha práctica, conocida como 'sondeo' por pura excitación sexual.  El autor principal del informe del caso, el Dr. Changxing Ke, dijo que el niño introdujo el objeto en su pene como resultado de “sentimientos de curiosidad” y “falta de educación sexual”.

Sin embargo, el joven acabó sufriendo un intenso dolor durante nueve horas hasta que fue intervenido de urgencia ya que al parecer y según revelaron los rayos X, el termómetro había sido introducido muy adentro del tracto urinario, tanto que había llegado hasta la vejiga del niño.

Esto complicó de sobremanera el proceso de extracción, que de por sí, ya se considera peligrosa. Algunos de los múltiples riesgos que conlleva era la perforación de la vejiga, tras perder o atascar el objeto introducido. Algunas de estas lesiones pueden ocurrir cuando los galenos extraen la pieza extraña o por una cirugía mayor en el órgano mencionado, por lo que los cirujanos deben tener precaución en este caso.

Niño se introduce termómetro por el pene y es operado en China