miércoles. 24.07.2024

Veenstar, de 81 años, pasó los mejores momentos de su vida viajando alrededor del mundo de la mano de su marido, Auke Veenstar, quien murió a los 89 años en abril del pasado año.

Trudy se estaba preparando para llevar la antorcha de su legado matrimonial a África, continente que no pudieron visitar juntos, cuando ocurrió un giro inesperado de los acontecimientos, Trudy se encontró con un grupo de mujeres que acabarían convirtiéndose en grandes amigas.

Veenstar decidió reservar un safari de dos semanas y media de duración en Kenia el pasado febrero de este año. Cuando apenas había terminado el primer día de safari, enganchó su carro a un grupo de turistas que acabó creando un vínculo especial entre ellos, sobre todo con Melisa Boddie, una ejecutiva del mundo de la televisión procedente de Denver. 

“Aunque extrañe viajar con mi marido, soy viajera y siempre lo he sido. Estaba preparada para seguir viajando” dijo Veenstar. “El vuelo de 32 horas fue agotador, pero como siempre digo, sin dolor no hay ganancia.”

El matrimonio Veenstar viajó mucho por todo el mundo, llegando a Nepal, Bangkok y Camboya en el sudeste asiático hasta América del Sur y Europa. 

A pesar de la curiosidad de Trudy por experimentar un viaje en solitario, no pudo hacerlo durante mucho tiempo, pues a las pocas horas de su llegada conoció a Boddie.

“Estaba desayunando y una mujer me preguntó si me importaba que se sentara con nosotros a desayunar. Fue entonces cuando nos enteramos de que su marido había fallecido un año antes y que este era su primer viaje sin él”, dijo Boddie al medio de comunicación británico SWNS. “Terminamos conociendo a otras personas del grupo, de entre 70 y 80 años.”

Durante el viaje, el nuevo grupo de amigos se apodó a sí mismo los "Primos de Kenia".

 

 

 

Una viuda hace un grupo de amigos en las primeras vacaciones sin su marido