viernes. 30.09.2022

Un grupo de alumnos de tercer grado se sentó en un soleado césped de Nueva Jersey para ver cómo su heroica profesora recibía la Llave de la Ciudad. Después de todo, su compañero de clase, Robert Stonaker, de 9 años, podría no haber estado aquí hoy si esa profesora, la señora JaNiece Jenkins, no le hubiera salvado de atragantarse en su aula de la East Orange Community Charter School.

"Estaba intentando abrir la botella con la mano y no podía porque el tapón estaba demasiado apretado, así que la abrí con la boca y la estaba apretando y se me metió en la garganta", recuerda Stonaker, "no podía respirar en absoluto".

Luchando por respirar y empezando a sentir pánico, primero Robert corrió al fregadero para intentar escupir el tapón. Cuando no funcionó, corrió a través de la habitación para pedir ayuda a Jenkins.

"Corrió hacia mí y estaba hablando con la boca, pero no salía ningún sonido y se señalaba la garganta para decir que, ya sabes, necesitaba ayuda. Así que vi que necesitaba ayuda. Actué de acuerdo a mi entrenamiento, y realicé la maniobra de Heimlich. Sacamos el tapón y Robert estaba bien. Y me sentí agradecido".

Mira el vídeo de arriba para ver el tenso momento en que la profesora salvó la vida de su alumno.

"Nunca pensé que iba a tener que utilizar mi formación en primeros auxilios. Estoy agradecida por esa formación porque nunca se sabe", dijo Jenkins.

Indra, la madre de Stonaker, también agradeció que Jenkins recordara su formación. "Ya sabes, ella salvó una vida. Así que creo que hizo un gran trabajo y lo apreciamos mucho", dijo.

Jenkins espera que sus acciones inspiren a otros no sólo a recibir formación, sino a dar un paso adelante cuando sea necesario. "Es un ejemplo perfecto de no saber, de no saber que vas a ser la persona que salve una vida. Siempre pensamos que hay alguien más responsable... hay una enfermera", dijo. "Pero también hay casos en los que no hay nadie. Si yo no estuviera certificada, esto podría haber ido por otro camino, y gracias a Dios pude ayudarle porque estaba certificada. Así que sí. Certifícate y presta atención porque nunca se sabe".

Así fue como una heroica maestra salvó a un alumno de la asfixia
Comentarios