miércoles. 29.06.2022

Un satélite descubre 11 nuevas colonias reproductoras de pingüino emperador en la Antártida

El estudio revela que existe un 20% más de las estimadas 

Pingüinos. Imagen de archivo
Pingüinos. Imagen de archivo

La tecnología de mapeo por satélite ha logrado verter un dato de lo más optimista para el futuro de la especie animal. La pasada semana, un grupo de investigadores compartió imágenes de la misión satelital Copernicus Sentinel-2, financiada por la Comisión Europea, mostrando evidencias del hallazgo.   

El rastreo dio como resultado localizar 11 nuevas colonias reproductoras, confirmando la existencia de tres que fueron previamente identificadas, aunque sin certezas. El cómputo total se eleva a 61 en todo el continente. Esta variedad de pingüinos requieren hielo marino para reproducirse. Los emperador se ubican en áreas de difícil estudio, remotas e inaccesibles por sus bajas temperaturas, inferiores a -50 ° C.

Durante los últimos 10 años, los científicos del British Antarctic Survey (BAS) han estado buscando nuevas colonias. Para ello seguían las marcas de hielo que estos animales dejaban a su paso. El autor principal del estudio, Peter Fretwell, define el descubrimiento como "emocionante". Este geógrafo de BAS explica que las nuevas imágenes de satélite de la costa de la Antártida han permitido encontrar las nuevas colonias.

Aunque poseen un tamaño reducido, su número aumenta la población total en un 10%, superando el medio millón de pingüinos, lo que genera unas 278.500 parejas reproductoras. 

La vulnerabilidad de los pingüinos emperador ante la pérdida de hielo marino, su hábitat de reproducción favorito, es un factor contemplado en el estudio. Por ello, las nuevas pesquisas sirven como punto de referencia para monitorear el impacto del cambio climático en la población de esta ave icónica. Con las proyecciones actuales de cambios ambientales, es probable que su hábitat disminuya, algo que afectaría gravemente a las poblaciones.

Durante la parte más fría del año, entre los meses de julio y agosto, los pingüinos reproductores regresan a lugares discretos. Allí se apiñan para protegerse del viento y el frío, especialmente durante la incubación de sus huevos.

El estudio también halló varias colonias ubicadas a 180 km de la costa, situadas en el hielo marino formado alrededor de icebergs. Su asentamiento en aguas poco profundas es un hallazgo sorprendente sobre el comportamiento del emperador.

 

Un satélite descubre 11 nuevas colonias reproductoras de pingüino emperador en la...
Comentarios