martes 22/9/20

El jefe del Pentágono no apoya a Trump e impide el despliegue del ejército contra las protestas

Protestas contra el racismo en EEUU. RTVE
Protestas contra el racismo en EEUU. RTVE

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, ha marcado distancias con el presidente, Donald Trump, y ha aclarado no estar a favor de invocar la Ley de insurrección para que las Fuerzas Armadas se sumen al despliegue de seguridad ante las protestas convocadas por la muerte de George Floyd. Además, ha agregado que lamenta haber usado la palabra "espacio de batalla" para describir áreas atrapadas por la protesta.

También James Mattis, el exsecretario de Defensa de Trump que renunció al cargo en 2018 en protesta por la retirada de las tropas estadounidenses de Siria, ha acusado al presidente de intentar "dividir" a los Estados Unidos.

Esper ha alegado que esta ley, que se remonta a principios del siglo XIX, "solo debería usarse como último recurso y en caso de las situaciones más urgentes y extremas", alegando que si son necesarios refuerzos "la Guardia Nacional encaja mejor" a nivel interno.

"Digo esto no solo como secretario de Defensa, sino también como antiguo soldado y exmiembro de la Guardia Nacional", ha dicho Esper, en sus primeras declaraciones públicas desde que estallaron los disturbios, que el presidente Trump ha abogado por aplacar a toda costa.

"En cambio, está tratando de dividirnos", ha añadido este exgeneral de la Marina, que hasta ahora había mostrado su reserva sin comentar directamente el mandato del multimillonario republicano por lealtad a la Constitución, según él mismo ha justificado. 

"Estamos siendo testigos de las consecuencias de tres años sin un liderazgo maduro. Podemos unirnos sin él, aprovechando las fuerzas inherentes a nuestra sociedad civil", ha reivindicado en apoyo de las protestas y ante lo que considera una violación de los derechos de los ciudadanos: 

"Cuando me alisté en el ejército, hace unos 50 años, hice un juramento para apoyar y defender la Constitución. Nunca soñé que a las tropas que hicieran ese mismo juramento se les ordenaría, bajo ninguna circunstancia, violar los derechos constitucionales de sus conciudadanos".

El presidente Donald Trump no ha tardado en contestar a Mattis a través de Twitter, para llamarlo "el general más sobrevalorado del mundo". Según el mandatario, lo único que le une al expresidente Barack Obama es que ambos tuvieron "el honor de despedir a Jim Mattis". 

Trump, que no ha escatimado críticas contra los manifestantes que actúan de forma violenta contra el racismo tras la muerte de Floyd, ha amenazado esta semana con invocar la Ley de Insurrección si las autoridades estatales y locales no toman las medidas oportunas para contener a los manifestantes.

Por otra parte, el secretario de Defensa ha reconocido que la muerte de Floyd a manos de un policía "es un crimen horrible". "Los agentes en el lugar de los hechos ese día deberían rendir cuentas por este asesinato", ha sostenido, según recoge la cadena estadounidense CNN.

"Es una tragedia que hemos visto repetirse demasiadas veces", ha subrayado en declaraciones a la prensa en el Pentágono, admitiendo que "el racismo es real" en el país y por tanto "todos debemos hacer lo posible por reconocerlo, plantarle cara y erradicarlo".

Trump, se ha autoproclamado este miércoles como el líder que más progresos ha logrado para la población afroamericano en toda la historia del país norteamericano con la "posible excepción" de Abraham Lincoln, bajo cuyo mandato se abolió la esclavitud.

En plena ola de protestas, en algunos casos violentas, por la muerte del joven afroamericano George Floyd durante una detención a manos de un policía, Trump ha insistido en que, en los tres años y medio que lleva en la Casa Blanca ha hecho "mucho más" por la población negra que su potencial rival en las próximas elecciones, Joe Biden, "en 43 años".

"De hecho, Biden les hizo retroceder muchos años con su Ley contra el Crimen, de la que él ni siquiera se acuerda", ha afirmado el actual presidente, en alusión a una regulación de 1994 que derivó en la entrada en prisión de delincuentes condenados por delitos menores sin violencia.

"He hecho más por los afroamericanos que ningún otro presidente en la historia de Estados Unidos, con la posible excepción de otro presidente republicano, el difunto y gran Abraham Lincoln, y ni siquiera se acerca", ha añadido Trump en su cuenta oficial de Twitter.

El presidente ha asegurado que tanto los demócratas como los medios que le han criticado en estos últimos días por la gestión de las protestas "lo saben", pero "se niegan a escribirlo o decirlo porque son corruptos".

Trump ha defendido este miércoles otras de sus decisiones de estos últimos días, entre ellas el desplazamiento el lunes a una iglesia cercana a la Casa Blanca para posar junto a una Biblia, pese a las críticas de los responsables del templo, el mandatario ha asegurado que "la mayoría de líderes" religiosos le han aplaudido.

También ha asegurado que no tiene constancia de que las fuerzas de seguridad dispersasen a los manifestantes concentrados junto a la sede presidencial solo para que cruzase la calle. Sí ha asegurado, no obstante, que los agentes "no usaron gas lacrimógeno", pese a las informaciones difundidas a este respecto.

Sería, según sus propias palabras, igual de "falso" que su supuesta entrada en el búnker de la Casa Blanca el pasado viernes. El presidente ha alegado que solo fue "durante un corto periodo de tiempo" y de día, solo "para inspeccionar" las instalaciones.

El vicepresidente de Promoción del Estilo de Vida Europeo de la Comisión, Margaritis Schinas, ha criticado la gestión del presidente estadounidense ante las protestas raciales que vive el país, asegurando que "en Europa el Ejército se despliega solo ante enemigos externos".

En medio de las multitudinarias manifestaciones y los altercados que se han producido en las grandes urbes norteamericanas, ante las cuales Trump ha amenazado con desplegar el Ejército, el dirigente comunitario ha señalado que movilizar las tropas en estas circunstancias no es propio del "estilo de vida europeo".

"Lo que puedo decir es que en Europa movilizamos las tropas solo contra enemigos externos", ha asegurado en declaraciones al 'Finantial Times'.

A su juicio, es "improbable" que en Europa se den "a esta escala" casos como el del ciudadano afroamericano George Floyd, cuya muerte ha desatado las revueltas raciales más importantes en décadas y ha puesto de relieve la brutalidad policial contra la minoría negra en Estados Unidos.

"No creo que tengamos asuntos así en Europa, que tan claramente muestren la brutalidad policial o problemas raciales que trascienden a nuestros sistemas", ha insistido Schinas, en unas palabras en línea con la contundente denuncia expresada por el Alto Representante para Política Exterior, Josep Borrell, que calificó la muerte de Floyd como "abuso de poder" de la Policía y apoyó las manifestaciones pacíficas.

Comentarios