viernes. 01.03.2024

Javier Milei asumió oficialmente la presidencia de Argentina en una solemne ceremonia que tuvo lugar en la sede del Congreso en Buenos Aires. Entre aclamaciones de "¡Argentina, Argentina!", Milei y su vicepresidenta, Victoria Villaruel, expresaron su compromiso con el Estado argentino en presencia de sus predecesores, Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

Con la mano sobre los santos evangelios, el presidente argentino juró solemnemente, declarando: "Juro por Dios y por la patria". Posteriormente, recibió la banda y el bastón presidenciales de manos del mandatario saliente.

Antes de pronunciar el juramento, ambos tuvieron que firmar el Libro de Visitas Ilustres. En este acto simbólico, Milei plasmó su famoso lema, "Viva la libertad, carajo", mientras que Villaruel añadió la frase "Todo por Argentina".

La toma de juramento estuvo a cargo de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Cabe destacar que Milei no se dirigió directamente a la cámara legislativa; en su lugar, la vicepresidenta Villaruel expresó palabras de agradecimiento en su nombre. "Este momento quedará grabado eternamente en nuestros corazones, y quiero agradecerles por acompañarnos desde distintas partes del mundo y las provincias", afirmó la vicepresidenta.

En su primer discurso dirigido a la nación, Milei afirmó que "culmina una extensa y desafortunada etapa de decadencia" y que comienza "una nueva era para Argentina", marcada por la "reconstrucción nacional". El mandatario aseguró que los argentinos, de manera contundente, han expresado una voluntad de cambio irreversible.

"Ningún gobierno ha heredado una situación más complicada que la que enfrentamos nosotros", añadió Milei. "La inflación ya se encuentra en un preocupante rango mensual entre el 20% y el 40%. El Gobierno saliente nos deja una hiperinflación en ciernes. Nuestra máxima prioridad es realizar todos los esfuerzos posibles para evitar semejante catástrofe", concluyó.

En el recinto del Congreso, se encontraba una destacada delegación de representantes internacionales que habían sido invitados a la ceremonia. Entre ellos figuraban el rey Felipe VI, quien llegó el sábado y compartió asiento con los presidentes de Paraguay, Santiago Peña, y de Uruguay, Luis Lacalle Pou.

También estuvieron presentes los expresidentes de Argentina Mauricio Macri y de Brasil Jair Bolsonaro. En uno de los palcos especiales, se hallaba la novia de Milei, Fátima Flórez, acompañada de los padres del nuevo presidente de Argentina.

Milei alcanzó la presidencia con un respaldo del casi 56% de los votos. El economista ultraliberal asume el cargo con una clara convicción: la necesidad de implementar cambios drásticos en su país.

La participación en estas elecciones presidenciales alcanzó el 76,37%, una cifra superior a la primera vuelta de los comicios.

Javier Milei jura como presidente de Argentina: "Hoy comienza una nueva era"