domingo. 27.11.2022

Los colegios electorales de Italia han abierto puntuales este domingo a las 07.00 hora local (05.00 GMT) para unos comicios generales que pueden hacer historia si, como indican todos los sondeos, la ultraderechista Giorgia Meloni se hace con la victoria y se convierte en la primera mujer en llegar al poder en el país.

La participación a las 19.00 horas ha sido del 51,16%, una caída de más de siete puntos respecto a 2018, cuando se situó en el 58,40%. La afluencia en las urnas a mediodía fue del 19,21%, un dato muy similar al 19,43% registrado a la misma hora en los anteriores comicios generales, informa el Ministerio del Interior.

El dato se refiere solo a la votación para la Cámara de los Diputados -ya que sobre el Senado aún no se ha facilitado información- y es ligeramente inferior al de los últimos comicios generales, y será un indicador importante durante estas elecciones.

Según los primeros análisis, la afluencia desciende en todo el país, pero sobre todo en el sur con caídas importantes en Campania (-15,1 %), Molise (-13,9 %), Calabria (-13,0 %), Cerdeña (-12,6 %) y Basilicata (-12,1 %).

Por el momento, los comicios se están celebrando sin grandes problemas, aunque el procedimiento se está ralentizando en algunos colegios ya que es necesaria la lectura de un código de autenticidad presente en las papeletas electorales que es necesario retirar y se están formando largas colas.

Los candidatos votan

Por el momento queda por votar la líder de Hermanos de Italia, la ultraderechista Giorgia Meloni, favorita en las encuestas, a pesar de que había anunciado que acudiría a su colegio electoral en la periferia de Roma a las 11.00 horas, así como el presidente del izquierda Movimiento 5 Estrellas y exmandatario, Giuseppe Conte.

Mientras que votaron temprano, el secretario general del progresita Partido Demócrata (PD), Enrico Letta, el líder de la Liga, el derechista radical Matteo Salvini y los centristas Matteo Renzi (Italia Viva), en la ciudad de la que fue alcalde, Florencia, y Carlo Calenda (Acción).

Cerca de 51 millones de italianos están convocados a las urnas para elegir a 600 parlamentarios (400 diputados y 200 senadores), lo que supone un importante recorte frente a los 945 actuales (630 y 315) adoptado en una reforma aprobada en referéndum y 2,7 millones de jóvenes tendrán la posibilidad de votar por primera vez.

También se vota en la región de Sicilia (sur) para la elección de su presidente y la renovación de su Asamblea.
Al mediodía en Sicilia, una de las regiones donde se registra siempre una mayor abstención, la afluencia fue del 14,77 % respecto al 13,2 % en 2018, aunque hay esta vez se votaba también para las elecciones regionales y generales.

Meloni, líder de Hermanos de Italia (FdI) y la coalición que integran también la ultraderechista Liga, de Matteo Salvini, y la conservadora Forza Italia (FI), de Silvio Berlusconi, son las grandes favoritas para un triunfo que se prevé arrollador, pues las encuestas le dan casi 20 puntos de ventaja respecto al progresista Partido Demócrata (PD) de Enrico Letta y sus pequeños aliados del centroizquierda.

Italia podría hacer historia este domingo de elecciones
Comentarios