martes. 23.04.2024

La cadena pública israelí Kan, responsable de elegir al representante de Israel en Eurovisión, ha decidido modificar la letra de la canción para evitar la descalificación del país debido a su contenido considerado "demasiado político" para el certamen de este año.

El programa israelí 'HaKokhav HaBa' ('La próxima estrella') de Kan había seleccionado a la cantante Eden Golan hace dos semanas para representar a Israel en Eurovisión 2024 con la canción 'October Rain', que aborda el ataque de Hamás del 7 de octubre en suelo israelí.

La decisión de cambiar la letra de la canción se tomó después de que el comité encargado de supervisar el Festival de la Canción de Eurovisión determinara que la propuesta de Israel era "demasiado política".

Kan expresó su desacuerdo con la modificación de la letra, pero decidió seguir el consejo del presidente israelí, Isaac Hezog, quien la semana pasada intervino entre la cadena pública de Israel y la Unión Europea de Radiodifusión (UER) para resolver el conflicto.

La UER también mostró preocupación por la canción que quedó en segundo lugar en la preselección de Kan, titulada "Dance Forever", que trata sobre la masacre del 7 de octubre en el festival de música electrónica Nova, donde Hamás perpetró un ataque que dejó más de 360 personas muertas.

El Comité de Supervisión de Eurovisión será el encargado de elegir la versión final de una de las dos canciones, una vez que Kan haya modificado las letras.

El domingo próximo, Kan emitirá un programa especial en el que se anunciará qué canción y letra representarán a Israel en Eurovisión.

La polémica sobre la letra de la canción israelí surge en medio de llamamientos de representantes políticos y medios artísticos europeos para que la UER vete la participación de Israel debido al conflicto en la Franja de Gaza.

La UER ha reiterado que Eurovisión es un evento "apolítico", aunque este argumento ha sido criticado, recordando la rápida expulsión de Rusia tras su agresión militar contra Ucrania en 2022.

Israel reducirá el tono político de la letra de su canción para Eurovisión