jueves. 11.08.2022

Israel prevé prevé prolongar "una semana" su operación militar sobre Gaza

Las llamas y el humo se elevan durante un ataque aéreo israelí en Gaza. RTVE
Las llamas y el humo se elevan durante un ataque aéreo israelí en Gaza. RTVE

Israel ha anunciado este sábado que prevé prolongar "una semana" su operación militar sobre Gaza, donde un nuevo repunte de violencia entre el ejército y la Yihad Islámica Palestina (YIP) ha dejado al menos 15 palestinos muertos y 125 heridos. El ejército israelí ha asegurado que "actualmente no se está llevando a cabo negociaciones de alto el fuego", mientras Egipto y Estados Unidos tratan de acelerar una posible mediación para calmar la situación. 

La escalada de tensión comenzó el lunes con el arresto por parte de las fuerzas israelíes de Bassam al-Saadi, uno de los líderes de la Yihad durante una redada en Cisjordania. Tras días de fricciones, el Ejército israelí bombardeó este viernes decenas de objetivos, mediante drones y aviones de combate, presuntamente utilizados para la fabricación de armamento y lanzamiento de cohetes, además de un edificio residencial, un ataque en el que murió el número dos de la YIP, Taysir al Yabari, y al menos otros cuatro miembros. 

Durante la noche, además, un operativo conjunto entre el Ejército israelí, la Policía de Fronteras y el Servicio de Inteligencia Interior ha finalizado con la captura de 20 personas en la Cisjordania ocupada, de las cuales 19 pertenecerían a la Yihad Islámica.

La Yihad Islámica lanza más de 160 cohetes contra Israel

Como respuesta a la ofensiva israelí, la organización palestina ha lanzado más de 160 cohetes desde el viernes sobre todo hacia localidades cercanas al enclave, según las cifras del Ejécito israelí. La gran mayoría de estos proyectiles fueron interceptados por los sistemas de defensa antiaérea mientras que el resto cayeron en áreas despobladas. Uno de estos lanzamientos ha activado incluso las alarmas en la ciudad de Modiín, ubicada entre Tel Aviv y Jerusalén y donde se registró una fuerte explosión.

Del lado israelí, aún no se han registrado muertos y al menos 10 personas han resultado heridas. De esa cifra, dos fueron soldados heridos por el impacto de un cohete lanzado desde Gaza hacia una de las localidades fronterizas y los restantes era civiles heridos mientras corrían a los refugios antiaéreos. En cuanto a los daños producidos por los ataques, el movimiento islamista Hamás, que controla de facto la Franja de Gaza, ha señalado que unas 650 estructuras han sido destruidas. En Israel, hasta ahora solo se registró un impacto de cohete en una vivienda en la ciudad de Sdero. 

La Guardia Revolucionaria iraní, que mantiene estrechos contactos con la YIP, ha asegurado que Israel pagará "un alto precio" por los últimos ataques contra los palestinos. "Los israelíes pagarán otro alto precio por su reciente crimen", ha dicho al general de división Hossein Salami, mientras se reunía concon el líder de la Yihad Islámica, Ziad al-Nakhala, que se encuentra en Irán.

Israel dice que no teme a un gran conflicto con la Yihad Islámica

Tras la ofensiva, el primer ministro israelí, Yair Lapid, ha dicho que Israel no permitirá que los grupos terroristas en Gaza "establezcan la agenda en el área adyacente a la Franja y amenacen a los ciudadanos del Estado de Israel". Ha señalado que su país "no está interesado en un gran conflicto" con la Yihad Islámica, pero ha advertido de que este escenario "tampoco le genera temor". "Israel no se quedará de brazos cruzados cuando haya quienes intenten dañar a sus civiles", ha dicho. 

El Ministro de Defensa israelí, Benny Gantz ha dicho, por su parte, que el Ejército infligirá "un grave daño" a la Yihad Islámica Palestina (YIP) en la Franja de Gaza en el marco de la actual escalada de violencia, con el fin de "restaurar la paz" en la región. Gantz instó a la población israelí a "mantenerse fuerte y permanecer unida" y enfatizó la necesidad de respetar las instrucciones de seguridad. 

Por otra parte, la Autoridad de Energía de Gaza ha anunciado que la única central eléctrica de Gaza ha tenido que interrumpir su funcionamiento tras suspenderse la entrada de combustible a través de Israel debido a la escalada. De esta manera, la electricidad en la Franja pasa a estar disponible por cuatro horas al día, algo que la Sanidad palestina ha advertido que podría limitar de forma significativa la atención médica de los heridos en los bombardeos.

Estados Unidos, la UE y Rusia llaman a rebajar la tensión y Egipto pide mediación

Estados Unidos, la Unión Europea y Rusia han instado a Israel y la Yihad Islámica Palestina ha rebajar la tensión del conflicto, mientras Egipto se esfuerza por establecer una misión de mediación, con el respaldo de Qatar y Naciones Unidas. "Instamos a todas las partes a evitar una mayor escalada. Continuamos con nuestro compromiso inquebrantable con la seguridad de Israel en el mundo", ha dicho el coordinador de Comunicaciones del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby. 

La Unión Europea, por su parte, ha pedido "moderación" a las partes enfrentadas en Gaza y ha solicitado a Israel que evite que su respuesta a los ataques lanzados por la Yihad Islámica Palestina (YIP) amplíe el conflicto. "Si bien Israel tiene derecho a proteger a su población civil, se debe hacer todo lo posible para evitar un conflicto más amplio que, ante todo, afectaría a las poblaciones civiles de ambos lados y provocaría más víctimas y más sufrimiento", declaró en un comunicado el Servicio de Acción Exterior de la UE.

Moscú también ha mostrado su preocupación tras el incremento de las tensiones. "Percibimos con profunda preocupación esta situación, que amenaza con la reanudación de una confrontación militar de gran escala y el agravamiento de la de por sí grave situación humanitaria en Gaza", ha declarado la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova.

Israel prevé prevé prolongar "una semana" su operación militar sobre Gaza
Comentarios