lunes. 03.10.2022

Los bomberos chinos se han manejado en la jornada de este martes en un terreno verdaderamente peligroso para ayudar a evacuar a más de 11.000 personas. Un seísmo de magnitud 6,8 azotó la provincia montañosa de Sichuan, en el suroeste de China este lunes, acabando con la vida de al menos 66 personas.

Las imágenes de los medios chinos, tomadas en el epicentro en el condado de Luding, mostraban a los bomberos trasladando en camilla a una persona herida a través de un puente improvisado construido con troncos de árboles mientras torrentes de lodo corrían debajo de ellos.

Los evacuados que podían caminar siguieron un sendero a lo largo del río, rodeado por partes sin superficie sólida a causa del terremoto. Algunos de ellos se aferraban a sus pertenencias mientras que otros cargaban a personas heridas en sus espaldas.

En otro video, se ve a los bomberos sacando a una mujer en una camilla, cubierta de polvo y sin un zapato, de un edificio de madera de cuatro pisos que se tambalea peligrosamente.

Los rescatistas intentaban llegar a las todas personas atrapadas, con hasta 11.000 evacuados de la zona.

El número de muertos por el terremoto más fuerte que ha golpeado la provincia suroccidental china de Sichuan desde 201,7 aumentó a 66 este martes, aunque muchas personas sufrieron heridas graves.

El impresionante rescate de una mujer tras el terremoto en China
Comentarios