miércoles. 24.07.2024

Mike Scotland, de 32 años, comenzó a sufrir depresión a sus 20 años. Después de luchar durante un tiempo, se desplazó a orillas del río Don en su ciudad natal, Aberdeen en Escocia para quitarse la vida. Afortunadamente decidió no hacerlo, pero cada vez que Mike pasaba cerca del río, conocido como el vertedero local, recordaba ese oscuro día.

"Me salvó una llamada telefónica que me detuvo en ese momento, pero después de eso, cada vez que pasaba por esa zona, sentía que una sombra oscura me perseguía." "Un día, cogí tres bolsas negras y bajé a la orilla del río y comencé a recoger basura."

"Un día, una persona en una bicicleta se acercó a mí y me preguntó qué estaba haciendo. Le dije que estaba recogiendo basura y me preguntó si quería que me echara una mano. Aparcó su bicicleta, y terminamos pasando las siguientes dos horas recogiendo basura juntos y teniendo las conversaciones más honestas y profundas"

Antes de volver a casa,  Mike le dijo a su compañero que iba a comenzar un grupo de recogida de basura. Fiel a su palabra, al día siguiente Mike comenzó el grupo Community Clean Up, y durante los siguientes meses se reunieron semanalmente para limpiar los alrededores del río. Hasta la fecha, han recogido 13.500 kg de basura y han extraído 2.500 kg de metales que se encontraban en el fondo del río. Cada fin de semana se unía más gente nueva dispuesta a limpiar y a ayudar.  "Transformamos toda esa zona le dimos vida de nuevo" cuenta Mike.

Mike ahora es padre de tres hijos y dice que toda la familia recoge basura con regularidad. "Recuerdo que llevé a mi hijo al parque cuando tenía 18 meses y vio una botella vacía. Incluso entonces, fue a recogerlo y lo tiró en el contenedor". "Una de las cosas que solíamos hacer como padre e hijo era salir vestidos de Batman y 'luchar contra la basura'. Es una excelente manera de sacarlo y enseñarle sobre el medio ambiente.

El año pasado, después de la tormenta Babet, Mike recuerda la gran cantidad de basura que se acumuló. "Nunca había visto nada igual. Mi hijo me preguntó si podía encontrar a gente que nos ayudara a limpiarlo, así que entré en Facebook e hice un video mostrando a todos el desastre que había allí abajo". En 45 minutos, había 25 personas que habían bajado a ayudar."

Fue tal el desastre causado por la tormenta que Mike pasó las sigu9ientes dos semans hablando con los medios locales y organizando un evento para recoger todo aquello, finalmente alrededor de 350 personas se presentaron para terminar el trabajo, retirando más de 400 bolsas de escombros de la tormenta. "Fue realmente gratificante ver que hay mucha gente que quiere hacer el bien".

 

La historia del hombre escocés que creó una comunidad de recogida de basura