sábado. 22.06.2024

Los rescatadores han llegado a Rayan, el niño de 5 años que el pasado martes se cayó a un pozo de más de 20 metros de profundidady apenas 50 centímetros de ancho en la localidad de Ighran, a unos 70 kilómetros al este Chauen, en Marruecos. 

Trabajando incansablemente para salvar al pequeño, que ha resistido varios días en las profundidades del pozo gracias a que le hicieron llegar oxígeno y agua con azúcar a través de un tubo, los rescatistas han culminado con éxito una operación que, especialmente en el tramo final, –el más crítico, por la posibilidad de derrumbes

De hecho, en las últimas horas, han logrado superar una roca que había en el camino y continuar las labores de perforación a mano y con maquinaria eléctrica ligera para garantizar la seguridad de los técnicos. Finalmente, la han reducido a escombro después de tres horas de trabajo, según informa la agencia de noticias marroquí MAP.

Afortunadamente, tras haber hecho uso durante los días previos de cinco máquinas excavadoras para hacer una perforación vertical, paralela al pozo. Cientos de personas han celebrado el final feliz del tenso rescate de Rayan

Miembros de Protección Civil, ingenieros, topógrafos y otros expertos han participado en un rescate que mantiene en vilo a todos en la zona, que ha copado las portadas de los medios nacionales y que ha trascendido más allá de sus fronteras, donde también se ha hecho seguimiento del caso.

En los alrededores del pozo, durante toda la noche del viernes ha estado presente una muchedumbre, con cientos de personas viviendo con tensión cada movimiento del operativo dispuesto en el lugar. Tras largas horas de tensión.

Final feliz para el pequeño Rayan: Consigue ser rescatado con vida