domingo 19/9/21

La final de la Eurocopa deja importantes aglomeraciones en plena escalada de contagios por covid-19

fotonoticia_20210712174617_1920
Aglomeraciones en la final de la Eurocopa entre Inglaterra - Italia

La doctora Maria Van Kerkhove, epidemióloga líder de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha condenado las aglomeraciones producidas durante la final de la Eurocopa de fútbol, que se celebró ayer en el estadio de Wembley en Londres (Reino Unido) y que acogió a más de 60.000 espectadores sin necesidad de llevar mascarilla.

"La pandemia de COVID-19 no se toma un descanso... La variante Delta se aprovechará de las personas no vacunadas, en entornos concurridos, sin mascarilla, gritando y cantando. Devastador. ¿Se supone que debo disfrutar viendo cómo se produce la transmisión delante de mis ojos?", ha advertido a través de su cuenta de Twitter.

Este lunes, en la rueda de prensa semanal de la OMS desde su sede en Ginebra (Suiza), Van Kerkhove ha insistido en la necesidad de seguir siendo cautos con la pandemia de COVID-19: "Entiendo completamente que queramos volver a la normalidad y socializar, pero hay que tener cuidado y tener claro que nuestras decisiones importan para no permitir que la pandemia siga expandiéndose".

En este contexto, ha recordado la recomendación de la OMS de "reducir los riesgos y tomar todas las medidas de precaución personal aunque se esté vacunado". "El coronavirus sigue circulando y hay que hacer lo posible para reducir la transmisión", ha reiterado.

En la misma línea, el jefe de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, ha alertado de que "el virus está presente entre nosotros y puede estar presente entre todas las personas que se concentren, a menos que todos estén vacunados o se hayan hecho una PCR previa, y aun así el virus puede propagarse".

"Si vamos a celebrar hay que tener capacidad de pensar que nos vamos a reunir sin seguridad y si no nos estamos vacunando estamos inseguros. Cientos de miles de personas en el hemisferio sur nos están mirando a nosotros, a Europa, mientras colapsan sus sistemas de salud. Son imágenes falsas que creamos en torno a estos encuentros de masas, no responden a la realidad del resto del mundo. Para la gran mayoría del mundo la vida está en lo peor de la pandemia. Son actividades que no están ni bien clasificadas ni bien gestionadas", ha esgrimido.

Comentarios