jueves. 11.08.2022

La Agencia de Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha autorizado un fármaco contra la alopecia areata, una forma grave de alopecia que provoca la caída del cabello o vello corporal y que afecta a más de 300.000 personas cada año solo en el país norteamericano.

Baricitinib es el primer comprimido que se toma por vía oral para combatir esta afección en la que el sistema inmunitario ataca los folículos pilosos y provoca la pérdida temporal o permanente del cabello en determinadas zonas del cuerpo, lo que puede provocar angustia emocional. Esta enfermedad ganó notoriedad recientemente en Estados Unidos cuando figuras públicas como la actriz Jada Pinkett Smith o la electa demócrata Ayanna Pressley revelaron que la tenían.

"Es fundamental que la cantidad significativa de estadounidenses afectados por una forma grave de alopecia tenga acceso a opciones de tratamiento seguras y efectivas", ha manifestado en un comunicado Kendall Marcus, funcionario de la FDA.

Baricitinib, fabricado por la compañía farmacéutica estadounidense Eli Lilly y comercializado con el nombre de Olumiant, pertenece a una clase de medicamentos antiinflamatorios, y ya había sido autorizado para el tratamiento de la artritis reumatoide y para pacientes graves de COVID-19.

Hasta el 80 % de crecimiento del cabello

La autorización de este medicamento por parte de la FDA se produce tras dos ensayos clínicos en los que han participado un total de 1.200 adultos con formas graves de alopecia. Para cada ensayo, los participantes se dividieron en tres grupos: un tercio recibió un placebo, un tercio recibió una dosis diaria de 2 mg y un tercio recibió una dosis diaria de 4 mg.

Después de 36 semanas, casi el 40 % de los pacientes que recibieron la dosis más alta habían visto un 80 % de crecimiento del cabello, en comparación con alrededor del 23 % de las personas que recibieron solo una dosis baja y el 5 % de las personas que recibieron placebo. Alrededor del 45% de las personas que recibieron 4 mg también vieron que sus pestañas y cejas volvían a crecer significativamente.

Los efectos secundarios más comunes son infecciones del tracto respiratorio superior, dolores de cabeza, acné, colesterol alto y aumento de la presencia de la enzima llamada creatina quinasa.

Estados Unidos aprueba el primer tratamiento contra la alopecia
Comentarios