jueves 23/9/21

Una doctora inglesa, suspendida de empleo y sueldo por abandonar las Urgencias para echarse 2 horas de siesta

Imagen de archivo de una trabajadora de urgencias equipada con mascarilla para evitar el contagio por coronavirus. EFE/SUSANNA SÁEZ
Imagen de archivo de una trabajadora de urgencias equipada con mascarilla para evitar el contagio por coronavirus. EFE/SUSANNA SÁEZ

Raisah Sawati, de 33 años, del Hospital Fairfield, en el Reino Unido, se ausentó dos horas para dormir mientras cubría una guardia en el Servicio de Urgencias. Una enfermera aviso de esto cuando se dio cuenta de que las fichas  de los pacientes que tenia a su cargo no estaban actualizadas.

Tras un largo tiempo de búsqueda la encontraron en los vestuarios dormida y arropada con una manta del hospital. 
Supuestamente la doctora dijo que tenía unos dolores menstruales muy grandes y que a pesar de haber tomado analgésicos no podía ni caminar debido a los calambres que le daban.    


Los tres miembros del tribunal médico, apoyados por cuatro asesores declararon que Raisah Sawati era culpable de mala conducta, proceder deshonesto y desempeño profesional deficiente.


A pesar de su corta carrera, Raisha tiene 56 folios que consta en el expediente y se puede comprobar como los problemas de la facultativa han sido muchos.

Entre otras malas conductas, Raisah cuenta con que falló a un paciente que murió de insuficiencia respiratoria en un asilo de ancianos o exagerando su papel en el tratamiento de un bebé que sufría un paro cardíaco, también mintió sobre sus calificacionesdurante una entrevista de trabajo y cambió turnos sin el consentimiento o el acuerdo de sus compañeros.

Comentarios