miércoles. 17.04.2024

A veces las casas esconden secretos y esto es lo que le ha pasado a una madre y su hijo que han encontrado una carta de amor de hace más de cien años debajo de unas baldosas. 

Dawn Cornes, de 48 años, y su hijo Loukas, de 14, de Preston, Reino Unido, fueron los autores del hallazgo. El adolescente estaba limpiando su cuarto cuando la televisión cayó al suelo y partió algunas baldosas que había al pie de una antigua chimenea de la casa.

"Mientras estábamos limpiando, decidimos levantar las baldosas. Mi hijo dijo: '¿No sería gracioso si encontráramos algo escondido, como las escrituras de la casa?' Y luego encontramos la carta", contaba la madre, según publican medios locales.

La carta pertenece a un tal Roland y se dirigía a una mujer llamada Mía. 

En ella hablaba de un amor secreto, porque ella estaba casada y quería fijar el lugar y la hora a la que se verían. "Querida Mía, Mía, Mía, ¿intentarás todas las mañanas venir a verme?", comienza la misiva.

"Pero, por favor, no se lo cuentes a nadie porque debe ser un secreto solo para tus oídos y para los míos, porque si alguien llegara a saber que me conoces a mí siendo tú una mujer casada, habría problemas, así que recuérdalo, cariño", aconseja Roland.

"Te amo demasiado. No digas nada y encuéntrame todos los días si puedes a la medianoche en la esquina del tranvía Fulwood", pide el remitente, que firma así: "Espero verte cariño, tu chico, Ronald".

La vivienda fue construida en 1917 y algunos usuarios en las redes sociales comentaron en el post en donde se compartió la historia que en la ciudad el tranvía desapareció hace más de 80 años. Por eso, además de la caligrafía y el tipo de papel hace pensar que la carta tiene más de un siglo.

 

Encuentra unas cartas antiguas de amor y se las devuelve a la familia de la pareja