viernes 24/9/21

Los universitarios franceses reciben ayuda con los pagos y comidas a 1 euro para afrontar la crisis sanitaria

Macron se compromete con los estudiantes universitarios para que puedan volver a las clases al menos un día a la semana
Emmanuel Macron
Emmanuel Macron

Emmanuel Macron, presidente de Francia se ha mostrado partidario de que los estudiantes puedan llegar a volver a las clases, aunque sea una vez a la semana a partir del próximo semestre. El líder francés señaló durante su visita y posterior charla a la Universidad de París-Saclay que "un estudiante debería tener los mismos derechos que un trabajador, que en caso de necesidad pueda ir al menos un día por semana a clase siempre y cuando no se supere el 20 por ciento de capacidad del aula".

Macron manifestó dicha postura un día después de que se dieran las protestas de estudiantes universitarios por las calles de Francia, debido a su situación de aislamiento y precariedad al no poder acudir con normalidad a las aulas para recibir clases desde el pasado mes de octubre, con el objetivo de frenar la curva de contagios de la pandemia. La emisora francesa Europe 1 hizo eco del caso de un estudiante de Estrasburgo de 19 años, el cual envió una detallada carta al presidente expresando su angustia con las clases a distancia y la soledad que no puede salir de casa, carta a la cual Macron le contestó que "debía resistir".

A las ya dichas declaraciones, el presidente francés añadió: "El objetivo es un segundo semestre en el que aprendamos del primero. El segundo semestre continuará con el virus y muchas limitaciones porque el objetivo es poder empezar con normalidad el nuevo año escolar el próximo curso". Por todas las protestas Macron decidió tomar cartas en el asunto llegando a un anuncio de que a partir del 1 de febrero  "todos los estudiantes que lo necesiten" podrán acceder a un llamado "cheque psicológico" que les permitirá consultar con especialistas "sin avanzar los pagos".

El mandatario francés aprovechó la situación para anunciar que, a finales de mes, todos los estudiantes universitarios del país tendrán el derecho para comer en el restaurante de la universidad por un euro dos veces al día, ya que muchos de ellos por culpa de las restricciones y crisis de la pandemia han perdido sus trabajos temporales y carecen de los medios necesarios para mantenerse económicamente hablando. Esta medida llega a la luz después de que diferentes asociaciones escolares reclamasen al gobierno la situación de muchos estudiantes que han tenido que buscar comida desechada de los supermercados o a acudir a comedores sociales.