sábado 19/9/20

El Banco Mundial aportará 12.000 millones de dólares para paliar los efectos del coronavirus en la economía

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, y la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, durante un encuentro la pasada semana TOLGA AKMEN/REUTERS
El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, y la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, durante un encuentro la pasada semana TOLGA AKMEN/REUTERS

El Banco Mundial (BM) ha anunciado este martes su intención de luchar contra la posible crisis que el coronavirus podría dejar en la economía. Para ello, la institución ha informado de la inicial aportación de 12.000 millones de dólares para combatir esta situación.

Su presidente, David Malpass, ha afirmado en una conferencia telefónica que aún hay "muchos interrogantes" respecto a la rápida propagación del COVID-19, y "mucha más" ayuda se requerirá con el paso del tiempo. Además, el mandatario alertó a los países afectados, que ya son más de 70, que trabajaran a todos los niveles, ya que la velocidad y la magnitud de la respuesta son claves para salvar vidas.

"Estamos trabajando para ofrecer una respuesta rápida y flexible basada en las necesidades de los países en desarrollo a la hora de encarar la expansión del COVID-19", ha relatado Malpass. También ha remarcado que el paquete incluirá "asesoría de medidas de financiación de emergencia y asistencia técnica", entre ellas el fortalecimiento la vigilancia, la formación de trabajadores sanitarios y favorecer el acceso a tratamiento para los más pobres.

Junto al Fondo Monetario Nacional (FMI), el BM ya emitió este lunes un comunicado en el que aseguraron que están preparados para ayudar a los países miembros a encarar "la tragedia humana y el reto económico que constituye el virus COVID-19.

Junto al Banco Mundial, los países del G7, que agrupa a las economías más desarrolladas, y los bancos centrales han reafirmado también su compromiso de utilizar todas las herramientas adecuadas, incluso adoptar medidas fiscales, para hacer frente a los riesgos ligados a la expansión del coronavirus, aunque sin ofrecer precisiones.

Los ministros de Finanzas del G7 han asegurado, en un comunicado conjunto tras mantener este martes una reunión telefónica para analizar el impacto de la epidemia, que están listos para tomar iniciativas, "incluidas medidas fiscales cuando sea apropiado", para dar respuesta a la epidemia y apoyar al crecimiento económico durante esta fase.

"Si es necesario, tenemos todos los medios para contrarrestar una recesión global", ha asegurado el ministro de finanzas alemán, Olaf Scholz, en su cuenta de Twitter.

Los bancos centrales, por su parte, continuarán cumpliendo sus mandatos y apoyarán "la estabilidad de precios y el crecimiento económico mientras mantienen la capacidad de recuperación del sistema financiero", han explicado.

Comentarios