domingo 24/10/21

Las pequeñas empresas, localizadas alrededor de Amazon, suben sueldos a la vez que el gigante

Centro logístico de Amazon
Fuente: Unsplash
Centro logístico de Amazon Fuente: Unsplash

Una investigación de la Universidad de California en Berkeley  y la Universidad de Brandeis, recogida por el diario The New York Times, afirma que cada vez que una gran empresa aumenta el sueldo de sus trabajadores, las pequeñas empresas de alrededor también lo hacen, sin afectar negativamente al empleo.

Este estudio se ha centrado en investigar la estrategia de Amazon consistente en aumentar 15 dólares por hora el sueldo mínimo  de sus empleados de Estados Unidos en 2018. Provocando que las empresas de la zona hagan lo mismo, aunque los sueldos de sus empleados sigan siendo inferiores.

Obteniendo como resultado que, hasta que una gran empresa o el mismo Gobierno entre en acción, los empleados cuyo sueldo es menor no verán ninguna mejora en este. La investigación ha demostrado que las empresas no sufren de forma considerable al subir el sueldo de sus empleados, mientras que a estos les da un motivo para presionar a sus superiores para ver crecer sus sueldos.

Uno de los ejemplos es el de una cadena de comida rápida llamada Mooyah Burgers, Fries and Shakes. Esta cuenta con 87 franquicias repartidas en 21 estados y ha sido una de las empresas que han sentido el ya conocido como ‘efecto Amazon’, que hace que los empleados ejerzan presión sobre sus jefes para que se les suba el sueldo.

“Cuando esas corporaciones pagan tanto, simplemente ejercen presión sobre los dueños de negocios más pequeños”, explicaba el presidente de Mooyah, Tony Darden. Quien también comentaba que varias empresas medianas y pequeñas, conceden el aumento de sueldo a sus empleados a cambio de menos hora de trabajo o de contratar a menos gente.

Si bien es cierto que este supuesto se cumple en algunos casos, no siempre es así. Otra de las conclusiones de la investigación es que no existen pruebas de que se recorte el empleo al aumentar el salario. Los investigadores de Berkeley aseguran que por el 10% del aumento del salario base en Amazon se produjo una pérdida del 1,7% del empleo local y una caída del 0,4% de los trabajos con los sueldos más pobres.

Arindrajit Dube, un economista de la Universidad de Massachusetts, ha asegurado que “los salarios están determinados por las fuerzas del mercado, pero también por las normas, la presión y las políticas”. Poniendo como ejemplo la expansión de las grandes cadenas nacionales de venta al por menor en los años 80 como Walmart, que consiguieron desplazar a las pequeñas empresas locales.

El caso de este propietario de dos locales en Florida, Tad Mollnhauer, quien está viviendo en primera persona esta situación, afirma sobre Amazon que "su red y sus recursos están repartidos por todo el país", mientras que él con sus dos tiendas no puede ponerse al mismo nivel.

En la otra cara de la moneda, Jay Carney, vicepresidente de Amazon, señalaba que "sabíamos que al subir los sueldos, alentaríamos a otros dueños a hacer lo mismo, y si eso sucedía, presionaría al alza los salarios en general, lo que sería bueno".

Este estudio se ha desarrollado en el momento justo en el que las empresas de Estados Unidos atraviesan una difícil situación por culpa de las subidas del salario mínimo, donde hay opiniones de todo tipo.

Comentarios