miércoles. 01.02.2023

La economía del Vaticano seguirá capitaneada por el español Maximino Caballero

Maximino Caballero, encargado de la economía del Vaticano
Maximino Caballero, encargado de la economía del Vaticano

El Papa ha nombrado como nuevo prefecto de la Secretaría para la Economía de la Santa Sede al español Maximino Caballero Ledo, en sustitución del sacerdote Juan Antonio Guerrero Alves, que ha dimitido por "motivos personales, según ha informado el Vaticano.

Caballero Ledo, que ya era el número dos de la Secretaría, está casado y tiene dos hijos, y será el segundo laico que ocupa este puesto. Tanto Caballero Ledo como Guerrero Alves son extremeños.

La renuncia de este último se hará efectiva este jueves 1 de diciembre y el Pontífice ha agradecido "calurosamente" a Guerrero la "dedicación mostrada en su servicio a la Santa Sede".

Precisamente, el nuevo prefecto llegó al Vaticano de la mano de Guerrero, con quien comparte una amistad desde la infancia, tras dejar un puesto de gran responsabilidad en la empresa Baxter Healthcare Inc. en Estados Unidos.

Nacido en Mérida (Badajoz), ha desarrollado su carrera profesional en el área de las finanzas. Después de terminar la licenciatura de Ciencias Económicas y Empresariales en la Universidad Autónoma de Madrid, cursó un MBA (Master en Administración de Empresas) en la Escuela de Negocios de Barcelona (IESE). Trabajó durante 20 años entre Barcelona y Valencia, como responsable financiero de varios países europeos, Oriente Medio y África. En el año 2007 se trasladó con su familia a Estados Unidos, donde ha residido hasta la actualidad.

Tras el nombramiento de Paolo Ruffini al frente del Dicasterio para la Comunicación -el organismo que coordina todos los medios editoriales, de información, comunicación y multimedia de la Santa Sede- Caballero Ledo se convierte en el segundo laico que dirige un organismo vaticano.

En una entrevista con los medios del Vaticano, ha afirmado que pensar que la Iglesia es solo cosa de curas y monjas y que los demás son "meros espectadores" es algo muy generalizado.

"Sin embargo, los fieles laicos tenemos una labor muy importante que desarrollar dentro de la Iglesia. Todos somos miembros del mismo cuerpo y todos tenemos nuestra misión --ha agregado--. Para mí, poder colaborar con la Santa Sede, al servicio del Santo Padre, es un honor y una gran responsabilidad".

Por su parte, Guerrero ha enviado una carta a los empleados y colaboradores de la Secretaría de Economía, en la que explica que los motivos de su decisión están ligados a su estado de salud. "Sabéis que me he sometido a una intervención quirúrgica este año, a consecuencia de la que estoy sometido a un tratamiento médico que me está produciendo ciertos efectos secundarios que me dificultan especialmente el desempeño de una tarea tan exigente como la que estoy llevando a cabo, y que requiere una eficacia física y una concentración mental mejores que las que tengo en este momento", ha comentado.

En la carta, Guerrero ha reconocido que se va "con tristeza", pero también con "una inmensa gratitud al Señor, al Santo Padre" y a todos los empleados. Además, ha asegurado su "satisfacción" ante la reforma económica que han llevado a cabo.

"Juntos, y en colaboración con otras instituciones curiales --explica--, hemos ayudado al Santo Padre a dar pasos importantes en la organización económica de la Curia Romana, en la transparencia, en la credibilidad de la Santa Sede en materia económica. Hemos contribuido a tener normas más claras, pero todavía hay muchas cosas en proyecto: la centralización de las inversiones, la mayor regulación y simplificación de los procesos de contratación, para hacerlos más transparentes y ágiles; la puesta en marcha de la Dirección de Recursos Humanos, que es un nuevo reto para mejorar las condiciones y el clima laboral en la Santa Sede; la planificación de un mayor uso de los procedimientos informáticos"

La economía del Vaticano seguirá capitaneada por el español Maximino Caballero
Comentarios