lunes 25/10/21

Un donante anónimo regala casi 40 millones en becas para 50 futuros abogados de EEUU

NAACP
NAACP

El Fondo Educativo y de Defensa Legal de la NAACP lanzó un programa de becas por valor de 40 millones de dólares el pasado lunes, para apoyar a una nueva generación de abogados de derechos civiles, dedicados a buscar la justicia racial en todo el sur de Estados Unidos. Todo esto gracias a la donación de un misterioso y anónimo buen samaritano que realizó dicha donación.

Con ese enorme regalo de un solo donante anónimo, el fondo planea colocar a 50 estudiantes en las facultades de derecho de todo el país. A cambio, deben comprometerse a ocho años de trabajo por la justicia racial en el sur, comenzando con una beca de posgrado de dos años en una organización de derechos civiles. “El donante vino a nosotros”, dijo Sherrilyn Ifill, presidenta del Fondo Educativo y de Defensa Legal. “El donante deseaba mucho apoyar el desarrollo de abogados de derechos civiles en el Sur. Y tenemos un poco de experiencia con eso".

De hecho, el LDF ha estado respaldando a los abogados de derechos civiles desde su fundación por Thurgood Marshall en 1940, durante una era en la que los negros rara vez tenían representación legal efectiva y los estudiantes negros eran rechazados de las universidades del sur. Marshall financió la creación de bufetes de abogados negros e interraciales en varios estados del sur en las décadas de 1960 y 1970, y ha construido una red de abogados desde entonces.

Estas nuevas becas adquieren más valor si cabe después de los numerosos episodios trágicos en el país a lo largo de 2020 por causas raciales, sobre todo, con la policía. Los nuevos estudiantes tienen de plazo límite hasta el día 16 de febrero para optar a una de las becas que les formaría en la defensa de la justicia racial y la igualdad, menos de un mes para no perder la oportunidad de sus vidas. “Si bien sin duda estamos en un momento peliagudo en este país, también estamos en un momento de tremendas posibilidades, particularmente en el Sur”, dijo Ifill. “Los elementos para el cambio están muy presentes en el Sur, y lo que hay que fortalecer es la capacidad de abogar”.

Qué mejor día para anunciar una tan bonita iniciativa, que el propio día de Marthin Luther King. El programa Marshall-Motley Scholars, llamado así por la jueza de la Corte Suprema y por Constance Baker Motley, quien era abogada de LDF apenas unos años fuera de la Facultad de Derecho de la Universidad de Columbia cuando redactó la denuncia inicial que condujo al caso Brown v. Normativa educativa que prohíbe la segregación racial en las escuelas públicas. Más tarde se convirtió en la primera jueza federal mujer negra.

 

“Nuestro país continúa plagado de injusticia racial, y necesitamos Guerreros No Violentos que estén preparados y equipados en todos los frentes para lidiar con ella, especialmente en el frente legal”, dijo la reverenda Bernice King en un comunicado que apoya el programa. "Este permitirá que el LDF haga mayores avances en nombre de la comunidad negra para las generaciones venideras en el área de la justicia racial, tal como lo hicieron durante el movimiento liderado por mis padres ”.

Comentarios