domingo. 21.07.2024

Para conocer el origen de esta historia hay que remontarse más de cinco años atrás, a la región de Auburn, en California (EEUU). David Drewry, un vecino de la zona salió de excursión junto a su burro Diesel para disfrutar de un paseo por la naturaleza, algo que solían hacer con frecuencia. Pero lo que comenzó como una caminata como tantas otras, acabó dando un giro inesperado.

Durante el paseo, algo asustó a Diesel, lo que hizo que el animal saliese corriendo a toda velocidad. David, que consideraba al burro como a un miembro más de la familia, comenzó entonces una desesperada búsqueda durante semanas para dar con él. Para su desgracia, ni siquiera con la ayuda de drones de rescate consiguió localizarlo.

Una semana después de la desaparición, unas cámaras grabaron al animal a varios kilómetros del lugar de los hechos, pero esta fue la última noticia que se tuvo de él. David y toda su familia se pusieron en el peor de los casos y pensaron que Diesel había muerto solo en el bosque.

Ahora, más de cinco años después de aquello, las buenas noticias por fin han llegado. No es que Diesel no esté muerto, sino que ha encontrado una nueva familia. Esta vez no de humanos, tampoco de burros, sino de una manada de alces que le han adoptado como a uno más.

El triatleta Max Fennell ha sido quien anunció la buena noticia. A finales de marzo, el deportista compartió un vídeo en su cuenta de Instagram en el que se mostraba realmente sorprendido por lo que había encontrado durante una salida a la naturaleza: un burro entre alces que formaban entre todos ellos una peculiar familia. Un burro que, precisamente, era Diesel.

En las imágenes compartidas por Fennel se puede ver a Diesel comportándose como un alce más, se mueve al unísono con ellos, come hierba de la misma manera y se alerta ante los mismos estímulos.

Las imágenes, que se han difundido a través de varias cadenas de televisión estadounidenses, han llegado hasta la familia Drewry que ha confirmado que el burro se trata de su añorado Diesel. "Está viviendo su mejor vida, se le ve feliz. Está sano y es un alivio poder volver a verle con vida", dijeron durante una entrevista. Palabras que hacen entrever que el reencuentro entre la familia y Diesel no se va a producir y que prefieren dejarle vivir su nueva vida junto a sus nuevos amigos, los alces que le acogieron. 

Diesel, el burro perdido hace 5 años adoptado por una familia de alces