viernes 21/1/22
La lucha contra el coronavirus es como ninguna que hayamos visto antes, pero un médico de primera línea sabe algo sobre batallas difíciles. Durante su carrera profesional en el fútbol, ​​Rachel Buehler Van Hollebeke compitió en la Copa del Mundo con Estados Unidos y ganó dos medallas de oro olímpicas. Ahora, en lugar de driblar el balón, hace malabares con los pacientes en un hospital del área de San Diego.
Cuando se le preguntó qué rasgos o habilidades aportó a la medicina desde el fútbol, ​​Van Hollebeke respondió: "Trabajo en equipo, quecada uno comprenda su papel en el equipo, esa ética de trabajo, esa determinación realmente se traduce". Van Hollebeke se graduó de la escuela de medicina justo antes de que el Covid-19 ganara terreno en el mundo entero. 

La residente de medicina familiar ya está viendo la crisis de primera mano como muchos otros compañeros a nivel global. "No quiero ser una persona temerosa del Coronavirus, pero es una enfermedad muy real y muy peligrosa. A cada paciente nuevo, se le mantiene preparado en caso de que alguien sea positivo por Covid", dijo la ex-futbolista.
La medicina corre por la sangre de Van Hollebeke. Está precedida por  tres generaciones familiares de médicos, incluido su padre y ahora, incluso a su hermana pequeña. "Me hace sentir orgullosa el haber tenido una familia que realmente ha devuelto mucho a la sociedad, a la humanidad y al cuidado de las personas", declaró orgullosa.

 

Rachel, la americana que ha cambiado los Grandes Estadios de Fútbol por la bata para...
Comentarios