miércoles 25/11/20

Córdoba pide a los eurodiputados que no recorten fondos en política agraria

De no modificarse, los agricultores y ganaderos cordobeses podrían perder el equivalente a un año completo de la actual PAC, lo cual sería muy lesivo para el conjunto de la economía cordobesa, especialmente las zonas rurales.

Tractor agricultura
Fuente: Pixabay imagen de archivo
Tractor agricultura Fuente: Pixabay imagen de archivo

El Parlamento Europeo, en su reunión extraordinaria celebrada el pasado 24 de julio, tras la adopción por parte del Consejo Europeo del Marco Financiero Plurianual 2021/2027 y el Plan de Recuperación, acordó en sus conclusiones que, si bien el acuerdo presupuestario era un paso positivo para la recuperación a corto plazo, los recortes en programas emblemáticos de protección del clima, transición digital, salud, juventud, cultura, investigación o gestión de fronteras, son inaceptables.

Según han informado algunos eurodiputados, el Parlamento Europeo estaría dispuesto a retener su consentimiento sobre el Marco Financiero hasta que se llegue a un acuerdo satisfactorio en las próximas negociaciones entre el PE y el Consejo. En este sentido, ASAJA ha estimado que el Marco Financiero acordado por el Consejo la semana pasada supone un recorte de algo más del 10% sobre el actual Marco Financiero 2014/20, casi unos 40.000 millones de euros en todo el periodo, y que para España significaría un recorte de más de 4.750 millones de Euros en los siete próximos años.

Incluso, se han producido recortes para el sector agrario europeo dentro del Plan Europeo de Recuperación, “Next Generation UE” que ha reducido de los 15.000 millones de euros propuestos a 7.500 millones de Euros (sólo el 1% del total) las medidas de apoyo dentro del Segundo Pilar de la PAC, relativo al Desarrollo Rural, para que las zonas rurales acometan los cambios estructurales necesarios de acuerdo con el Pacto Verde Europeo y alcancen las metas fijadas en las nuevas estrategias de biodiversidad y «de la granja a la mesa».

ASAJA recuerda el enorme trabajo realizado por agricultores y ganaderos durante los meses críticos de la pandemia para garantizar el suministro estable y continuo de productos agroalimentarios de calidad, seguridad y a precios razonables. “El comportamiento de los profesionales agropecuarios españoles europeos, y de la cadena agroalimentaria, ha sido ejemplar en toda Europa y fundamentalmente en España y es de justicia que nuestras administraciones lo reconozcan” ha declarado el presidente de ASAJA, Pedro Barato.

Es hora de que se considere, no solo con palabras sino con hechos, el carácter esencial de la producción agraria, máxime cuando debe acometer crisis de este tipo, una creciente volatilidad de los mercados, una competencia comercial con otros productores que no están sometidos a nuestras estrictas normas sanitarias, laborales o medioambientales, y cuando debemos adaptarnos a nuevos requisitos y limitaciones derivados de las estrategias climáticas y medioambientales del Pacto Verde Europeo.

ASAJA insta a los diputados españoles en el Parlamento Europeo a que hagan suyas las más que justas reivindicaciones de los agricultores y ganaderos y reclamen mejoras en el Acuerdo adoptado la semana pasada para evitar recortes en capítulos tan importantes como son la agricultura, la innovación, la juventud o la transición digital.