domingo. 26.05.2024

La situación de los bebés nacidos por gestación subrogada en Ucrania es actualmente "muy complicada" por la "excepcionalidad" que supone el estadio actual de la guerra, en la que "todavía no se dan las condiciones suficientes para desplazar a nadie" ya que en los corredores humanitarios "no se respeta el alto el fuego".

Así lo ha indicado el cónsul honorario de Ucrania en la Comunitat Valenciana, Pablo Gil, tras reunirse este lunes con la síndica de Cs, Ruth Merino, y la diputada en el Congreso María Muñoz. Según Gil, actualmente la situación de estos niños es un "tema jurídicamente muy complejo respecto a qué norma prevalece".

La gestación subrogada es una práctica ilegal en España. En 2019, el ministerio de Justicia emitió una instrucción por la que obligaba a presentar una sentencia judicial de filiación para que los consulados en el extranjero inscribieran como españoles a los bebés nacidos por esta práctica. En Ucrania no existe esa figura jurídica. Los ministerios de Exteriores y Justicia desaconsejan el inicio de cualquier procedimiento de gestación subrogada.

Para Gil, estos menores se encuentran en un momento de "excepción dentro de una excepción", por lo que se ha comprometido con Ciudadanos a trasladar esta situación al embajador en próximas reuniones.

Más allá del procedimiento de gestación subrogada, Gil ha detallado que el proceso para que los menores puedan salir de Ucrania en estos momentos requiere "mucha precaución". De hecho, ha explicado que en la primera fase, la que se está llevando a cabo ahora, "el perfil de los refugiados será muy diferente del de la segunda fase".

Una vez haya un alto el fuego estable, comenzará la evacuación de personas más vulnerables, como los menores, pero "todavía no se dan las condiciones de seguridad suficientes para desplazar a nadie". De hecho, ha indicado que intentar salir de Ucrania ahora mismo es "jugarse la vida".

Sin embargo, si hay garantías de que se cumple el alto el fuego, comenzará la evacuación de menores, muchos de ellos no acompañados, ne convoyes directamente organizados por el Gobierno de Ucrania, ha remarcado Gil.

CS PIDE UN PROTOCOLO

Durante la reunión, Merino y Muñoz han propuesto un plan para asegurar el acceso al empleo y a la vivienda para los refugiados ucranianos y un protocolo específico para atender a los menores y garantizar su educación.

Merino ha defendido que "Cs está alejado de los extremos que entran en incoherencias a la hora de defender los derechos humanos y, por ello, defiende las democracias y las libertades y condena a un criminal de guerra como es Putin".

En este sentido, ha anunciado que el grupo parlamentario llevará a cabo iniciativas para garantizar el acceso de los menores refugiados a los colegios, para que haya oportunidades laborales para los refugiados durante el tiempo que permanezcan en la Comunitat Valenciana y para facilitar su acceso a la vivienda, especialmente al alquiler.

"Queremos seguir agradeciendo a la sociedad valenciana el gran ejemplo de solidaridad", ha subrayado Merino, al tiempo que ha denunciado la complicada situación económica actual y ha exigido bajar los impuestos y un plan para ayudar a los sectores económicos más afectados por la subida de precios, como el transporte o la agricultura.

Por su parte, María Muñoz ha celebrado que Cs se haya adelantado y haya sido el primer grupo en "pedir la modificación de la Ley de Emprendedores para retirar la 'golden visa' para los inversores rusos", algo que el cónsul les ha solicitado durante el encuentro. Se trata del programa de concesión de autorizaciones de residencia y visados a cambio de inversiones.

Además, Muñoz ha preguntado por la situación de los menores de gestación subrogada, en qué condiciones están los bebés y qué posibilidades tienen de salir del país, a lo que el cónsul se ha comprometido a abordar en la próxima reunión con el embajador. Muñoz también ha reclamado al Gobierno central que concrete las cuotas de refugiados que tienen que destinarse a cada país

La compleja situación de los bebés nacidos por gestación subrogada en Ucrania