domingo. 21.07.2024

Tras este experimento, la mayoría de las empresas que colaboraron en esta prueba, han elegido continuar con el nuevo sistema de trabajo, una semana de cuatro días. El resultado de la mayor prueba piloto que se ha hecho en el mundo ha obtenido un éxito rotundo, y por ello, se ha tomado como evidencia de que podría funcionar en toda la economía del país. 

Este cambio de jornada ha permitido revelar una reducción significativa en los índices e estrés y enfermedad entre los trabajadores. El 70% empleados han declarado tener menos agotamiento y un 40% afirman estar menos estresados.

Las empresas también se han beneficiado del cambio, mantuvieron los objetivos de productividad, y sus ingresos, incluso aumentaron un 1,4% de media. 

Las conclusiones recogidas en el informe tras el experimento han sido presentadas ante los legisladores británicos para que estudien si se pudiera aplicar de forma obligatorio en los próximos años. La investigación la ha llevado a cabo un equipo de científicos de la Universidad de Cambridge, y ella han colaborado académicos del Boston College. 

Participaron 2.900 empleados de distintas empresas de todo el Reino Unido. Entre los beneficios de la jornada laboral afirmaron que les resultaba más fácil conciliar el trabajo con los compromisos familiares y sociales.

La única preocupación de las empresas era el nivel de productividad, pero con el experimento se han dado cuenta de lo contrario, los trabajadores se muestran generalmente más positivos y valorados por su empresa. 

Se cierra con éxito la prueba de 4 días laborables en Reino Unido