domingo 26/9/21

Un científico húngaro gana un premio valorado en 1 millón de euros por una innovadora investigación sobre la ceguera

Botund Roska
Botond Roska, biólogo húngaro, ganador del premio Köber. Fuente: Good News Network

Botond Roska, biólogo celular, ha obtenido el premio Köber de ciencia europea 2020, por su revolucionario tratamiento de edición genética que podría curar un tipo de ceguera que afecta a uno de cada 4.000 niños.

El trabajo de este científico húngaro contra un tipo de enfermedad ocular degenerativa se encuentra actualmente en ensayos clínicos.

Roska, recibirá un premio y una subvención valorada en 1 millón de euros por su trabajo pionero en la retina humana y que lo ha colocado entre los líderes mundiales en el estudio de la oftalmología. 

El biólogo ha descubierto una posible cura para la retinitis pigmentosa, que es un grupo de trastornos genéticos raros que causan mutaciones en los genes que codifican las proteínas necesarias para producir fotorreceptores humanos, la célula que identifica la luz y que hace que nos permita ver. Esta enfermedad a menudo comienza en la niñez y puede provocar ceguera total.

El premio Körber se otorga cada año a un único europeo las disciplinas de ciencias de la vida y ciencias físicas.

Comentarios