domingo 28/11/21

Llegó al plató de Britain's Got Talent, en 2009, vestida de beige y sin llamar la atención de ninguno de los presentes. A pesar de solo tener 47 años, su apariencia le hacía lucir mucho mayor. Antes de su actuación, un miembro del jurado le preguntó cuál era su mayor sueño, a lo que la concursante no tardó en responder que quería convertirse en cantante profesional. 

Detrás de su imagen algo ruda y típica de pueblo de Reino Unido, se escondía una voz que dejó a todos perplejos nada más empezar su interpretación, "I Dreamed a dream" del musical de Los Miserables. Los miembros del jurado se percataron que estaban ante un diamante en bruto y de gran potencial. Su performance logró más de 100 millones de reproducciones a los pocos días de estar en la red. El mismo año, logró vender 10 millones de copias de su primer disco.

Infancia difícil y víctima de bullying 

Nació el 1 de abril de 1961, en Blackburn, West Lothian, Reino Unido. Los médicos habían aconsejado a su madre, Bridget Boyle, abortar por su tendencia a padecer de presión alta, ya que el parto podía acabar con su vida y con la de Susan, a lo que se negó.

La falta de oxígeno durante el parto causó a Susan Boyle un daño cerebral, según los médicos de esa época. Tras su salto a la fama, la estrella consultó con otros especialistas y le diagnosticaron Síndrome de Asperger, un tipo de autismo que dificulta las relaciones interpersonales y puede derivar en episodios de ansiedad y depresión.

En su hogar se respiraba música. Su madre tocaba el piano y su padre cantaba. Susan no tardó en demostrar su interés por la música y comenzó a cantar en coros y conciertos del colegio y de su parroquia. Sus dificultades por aprender en el colegio le llevaron a ser víctima de bullying de sus compañeros de clase.

A sus veinte años, participó en varios concursos y audiciones musicales, en los que la cantante era ignorada y en absoluto apreciada por su talento. Sus padres fallecieron antes de alcanzar su fama. Su sentimiento de desamparo la llevaron a colaborar como voluntaria en la iglesia.

Batalla interna por la fama y su regreso a la vida cotidiana

Sus éxitos no cesaban y su fama crecía por momentos. Susan se sentía abrumada por su nueva situación y no entendía a qué se debía ese cambio en su vida. Su posición cada vez más inestable la obligaron a internarse en un centro de salud mental junto a su gato Pebbles.

Tras unos días de descanso la intérprete logró recomponerse y actuar ante el presidente Barack Obama, el 4 de julio de 2009, Día de la Independencia de Estados Unidos. Fue invitada a otros muchos eventos y entrevistas, como la reina Isabel y el Papa Benedicto XVI.

Después de la cosecha de éxito se animó a comprar una nueva casa por valor de 450 millones de euros. Su nuevo estilo de vida no le convenció y cedió su nuevo hogar a su sobrina. Finalmente, se instaló junto a su mascota en el barrio de toda su vida. 

Susan sigue cantando. Ha cambiado los grandes escenarios por la iglesia de su pueblo. Desde hace un tiempo su gato falleció de viejo. Intentó compartir su hogar con un nuevo gato, pero se escapó, dejando a Susan devastada.

Últimas noticias de la cantante

Antes de cumplir los 60 años ha sido vacunada contra el Covid-19. No ha tardado en agradecer al personal sanitario y a los científicos su ardua tarea. Después de 12 años y tras protagonizar uno de los momentos estelares de Britain's Got Talent y lograr 250 millones de reproducciones en YouTube, aguarda 8 discos vendidos en más de 25 millones de copias, así como también dos nominaciones a los Grammy.

La estrella Susan Boyle terminó en un psiquiátrico, después de su debut en Britain´s...
Comentarios