viernes. 01.03.2024

Fernando Grande-Marlaska, que ha presidido una reunión de ministros europeos, ha pedido "no trasladar inseguridad" y defendido que la amenaza se ve "contrarrestada" por las medidas de seguridad y la cooperación entre las fuerzas de seguridad. 

"Estamos en niveles altos en una mayoría de países desde hace tiempo, pero no traslademos inseguridad. Este riesgo se encuentra contrarrestado por las fuerzas y cuerpos de seguridad, por la cooperación entre países de la UE y la cooperación internacional", ha defendido Marlaska, en una rueda de prensa en Bruselas junto a la comisaria Johansson. 

A su llegada a la reunión de ministros de Interior de la UE, la comisaria sueca declaró a primera hora de la mañana que, a raíz de la guerra en Gaza y la "polarización" en la sociedad, "con el próximo periodo de vacaciones", veía un "enorme riesgo de atentado terrorista en la Unión Europea". 

Preguntada por ello en la rueda de prensa al término de la reunión a Veintisiete, Johansson ha matizado que es consciente de que tanto el nivel de alerta terrorista como los consejos a la población sobre seguridad son "competencia exclusiva nacional", pero que considera que el riesgo es "significativo", a la luz de la situación en los distintos países y de los recientes atentados ocurridos. 

También ha expuesto su intención de presentar la próxima semana una propuesta para destinar una partida adicional de 30 millones de euros para la protección de lugares de culto en la Unión Europea, al tiempo que ha lamentado que algunos gobiernos arrastren los pies a la hora de aplicar la obligación de retirada de contenidos de odio en Internet o que no haya acuerdo aún en la UE para considerar el delito de odio un crimen a nivel europeo. 

En el caso de España, Marlaska ha recordado que se mantiene el nivel 4 de alerta desde 2015 y que se ha "reforzado" a raíz del conflicto en Oriente Próximo en relación a determinados objetivos potenciales como infraestructuras o colectivos vulnerables. 

También ha apuntado que es habitual que en fechas señaladas donde hay concentraciones o fiestas religiosas o laicas "se tienen en cuenta esas circunstancias", y en ese sentido ha recordado que la próxima semana se reúne la mesa de valoración de amenaza terrorista, a la que él mismo asistirá, como es habitual antes de las Navidades, para evaluar la situación. 

Tanto Marlaska como Johansson, además, han coincidido en señalar la preocupación del bloque por el aumento de la polarización y radicalización a raíz del agravamiento del conflicto en Oriente Próximo, al tiempo que han apuntado la necesidad de redoblar esfuerzos para atacar el antisemitismo y la islamofobia que*ven*proliferar. 

Bruselas alerta del riesgo de terrorismo y Marlaska pide no alarmarse