viernes. 01.07.2022

Los bombardeos rusos en Járkov: edificios, comercios y cementerios destruidos

Un herido por el fuego de artillería en la ciudad ucraniana de Járkov. Fuente: Europa Press
Un herido por el fuego de artillería en la ciudad ucraniana de Járkov. Fuente: Europa Press

Mariúpol no es la única en donde aguantan militares y civiles atrapados en una acería de la ciudad ucraniana. Las ofensivas persisten en ciudades como Járkov. Paralelamente a estos hechos ocurridos en la zona sur y este de Ucrania, hoy se ha reunido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez con Volodímir Zelenski.

Los enfrentamientos en el este y sur de Ucrania continúan creciendo. Las bombas no han parado de estallar toda la noche en Járkov, más aún en los distritos de la ciudad más próximos al frente de la batalla.

Viviendas de civiles, tiendas o incluso cementerios son el punto central de ataque del Ejército de Vladímir Putin. Los servicios de emergencia tuvieron que asistir a remediar varios incendios en las últimas horas.

No existe una información clara sobre la cifra de muertos o heridos en Járkov por ahora. Miles de personas conviven en el subsuelo de la ciudad, mientras que otras huyen por temor a un asedio parecido al de Mariúpol.

La situación en la ciudad clave de Mariúpol

En la misma zona de Mariúpol han quedado atrapados durante días militares y civiles en una acería frente a un ejército 10 veces mayor. Incluyendo a los militares se encuentran unos 1.000 civiles sin provisiones. Hasta que al fin y, según fuentes de Rusia, el Ejército de Vladímir Putin habría dominado completamente la ciudad portuaria.

"Las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa y las milicias de la república popular de Donetsk han liberado Mariúpol, lo restos de las formaciones nacionalistas se refugiaron en la zona industrial de la planta Azovstal", ha comentado el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, en un encuentro con el presidente ruso.

Según Ucrania. 6.000 personas permanecen en la ciudad y los soldados ucranianos seguirían refugiados en una acería de la ciudad con unos 1.000 civiles más. Son los únicos que se niegan a deponer las armas.

Los bombardeos rusos en Járkov: edificios, comercios y cementerios destruidos
Comentarios