martes 21/9/21

Bill Gates cree en la posibilidad de necesitar una 3ª dosis de la vacuna para asegurar la protección contra nuevas cepas

Según el tecnólogo, las compañías estadounidenses están considerando hacer esa modificación en las vacunas para que las personas que ya hayan recibido las dos dosis de la vacuna puedan necesitar esa tercera inyección: "Es razonablemente probable que tengamos una vacuna ajustada", asegura, "solo para asegurarnos absolutamente de que cuando estas variantes lleguen, no escapen de la protección".
bill-gates-turismo-business-travel-coronavirus-covid-19
Bill Gates hablando en una foro económico

El fundador de Microsoft y filántropo Bill Gates está en estos momentos en boca de todos. Esto sucede porque el empresario ha asegurado que es posible que se llegue a necesitar una tercera dosis de la vacuna contra la COVID-19 , como modo de prevención de casos graves de las nuevas cepas del virus, -detectadas en Sudáfrica y Reino Unido-. 

El multimillonario aseguró que, ahora que se han descubierto esas variantes hay que comprobar si la vacuna actual es igual de efectiva ante ellas, o si hay que barajar otras opciones: una tercera dosis o incluso si se tendrá que modificar la vacuna para poder hacer frente a estas mutaciones, según recoge CBS News.

Según el tecnólogo, las compañías estadounidenses están considerando hacer esa modificación en las vacunas para que las personas que ya hayan recibido las dos dosis de la vacuna puedan necesitar esa tercera inyección: "Es razonablemente probable que tengamos una vacuna ajustada", asegura, "solo para asegurarnos absolutamente de que cuando estas variantes lleguen, no escapen de la protección".

El propio Gates está financiando una serie de estudios en Sudáfrica para determinar si tres de las vacunas disponibles, la de AstraZeneca, la de Johnson & Johnson y la de Novavax, han sido efectivas contra esta variante.

Alerta de que a este ritmo el cambio climático podría ser "tan mortífero" como el coronavirus en 2050

Entre otras afirmaciones, Bill Gates alerta de que a este ritmo "para el año 2050 el cambio climático podría resultar tan mortífero como el nuevo coronavirus, y para 2100, cinco veces más mortífero". Así lo asegura el tecnólogo en su nuevo libro, 'Cómo evitar el desastre climático. Las soluciones que ya tenemos y los avances que aún necesitamos', que se publicó este martes de forma simultánea en 20 países, entre ellos España.

En su libro, el multimillonario expone su receta para lograr evitar "las peores consecuencias" del cambio climático e impulsar la neutralidad climática. "No será una tarea sencilla, pero está a nuestro alcance si seguimos sus pautas", señala. Gates cree que prevenir el desastre climático es "uno de los mayores desafíos" a los que se enfrenta la humanidad en la actualidad.

Esto lo comenta tras haber estudiado la cuestión durante los últimos diez años. "Tras haber estudiado el problema y haber invertido en empresas de energía limpia durante más de una década, creo que podemos evitar las peores consecuencias del cambio climático. El mundo es perfectamente consciente del problema y se están fijando objetivos muy ambiciosos para solucionarlo. Lo que necesitamos es un plan para alcanzar estos objetivos. Un plan que tenga en cuenta todas las complejidades y las encare", ha manifestado.

La voluntad del libro, según el propio autor, es reducir la "complejidad" de entender el problema explicando la ciencia de una manera clara y propone un plan "con todo"  con los pasos que se pueden seguir. "Tengo la esperanza de que este libro ayude a fomentar el debate y motive la acción. Lo que está en juego no podría ser más importante", añade. Plantea el uso de la energía nuclear como complementaria a la solar y la eólica para obtener "suficiente" energía limpia para abastecer al planeta. Gates reconoce que descarbonizar la economía supondrá un esfuerzo enorme pero asegura que es posible y no se trata de un "optimismo iluso".

En el libro, alerta de que para tener "alguna posibilidad" de prevenir el desastre los países más ricos y mayores emisores del mundo tendrán que llega a emisiones casi nulas en 2050, mientras que los países de renta media deberán cumplir el mismo objetivo "poco después" y, finalmente, el resto del mundo habrá de seguir su ejemplo.

Comentarios