viernes. 21.06.2024

Bélgica se ha convertido en el país europeo con la peor evolución de esta segunda ola del coronavirus. Con una incidencia acumulada de 747 casos diarios en 14 días sobre 100.000 habitantes, ha empezado a aplicar restricciones y esta noche ha sido la primera con toque de queda de 00:00 h hasta las 05:00 horas. Los contagios de COVID-19 han crecido un 221% en las últimas dos semanas.

Los ministros de Sanidad del Gobierno federal y de los ejecutivos regionales de Bélgica decidieron además que los tests PCR para detectar el coronavirus dejen de realizarse a las personas asintomáticas, ante el empeoramiento de la pandemia y la saturación de los centros que practican las pruebas.

Según recoge el diario 'La libre Belgique', Bélgica se centrará en realizar los tests a las personas con síntomas, a los profesionales sanitarios, a los mayores de 65 años con problemas de salud y a quienes hayan estado en locales donde se hayan detectado al menos dos casos, como colegios o residencias.

La pandemia evoluciona al alta en casi toda Europa con la llegada del frío y por ejemplo en Irlanda han decretado el nivel máximo de alerta.

Bélgica deja de hacer PCR a los asintomáticos