sábado 12/6/21

Una base de datos permite saber en China si tu pareja tiene antecedentes

Pareja contemplando la ciudad de Córdoba. - José León.
Novia con vestido tradicional chino.

La ciudad china de Yiwu, situada en la provincia oriental de Zhejiang, tiene prevista la implementación de una base de datos sobre el historial de abusos de cada ciudadano. Las parejas podrán antes de casarse acudir a la plataforma y cerciorarse de cuál es la situación de su futuro cónyuge y si dispone de antecedentes por violencia doméstica. Los casos de abuso se han exacerbado durante los meses de confinamiento, factor que ha propiciado que el Gobierno de Yiwu tome medidas al respecto.

En la base de datos también se podrá consultar información sobre agresores convictos de todo el país, así como los que han sido detenidos o sujetos a órdenes restrictivas desde 2017. Incluyendo quienes hayan realizado violencia doméstica a parejas, familiares y a gente mayor.

Su aplicación cuenta con el apoyo de la Federación de Mujeres de China. Aseguran que se actualizarán los datos a tiempo real y estarán a disposición pública a partir del 1 de julio. Se pretende prevenir y reducir los casos con estas nuevas medidas.

En muchos de los países se han incrementado las llamadas de emergencia y las muestras de violencia doméstica debido a los meses de confinamiento. En ciudades como Los Ángeles y Nueva York, la policía ha percibido una disminución de llamadas, pese a que sospechan que se deba a la cercanía con los agresores y que priva a las víctimas de llamar a la propia policía. 

En 2016, China promulgó una ley contra la violencia doméstica, pese a que para la población femenina estas medidas rara vez resultan efectivas. Mientras que el 2011, la Federación de Mujeres de China realizó una encuesta, que mostró que una de cada cuatro mujeres había sido agredida de forma física o verbal. Muchas añadieron que sus casos suelen ser desestimados por la policía como asunto privado para que sean las parejas las que resuelvan sus problemas. 

El apoyo a la nueva base de datos se está publicando a través de redes sociales. Plataformas, como Weibo, aconsejan revisar dicha base de datos para cualquier cita a ciegas o para cualquier tipo de relación. El profesor Han Jin de Derecho, en la Universidad de Ingeniería de Harbin, considera que la base de datos da los derechos a saber y a elegir antes de iniciar una relación con otra persona, pero también ha añadido que no queda claro hasta qué punto el Gobierno puede contar con una información tan completa. 

El Gobierno permitirá hacer dos consultas de datos al año en su base de datos. La persona que desee hacer la consulta deberá presentar una carta en la que acepte las normas de confidencialidad y de privacidad.

Comentarios