miércoles. 22.05.2024

El Gobierno de Argentina considera que la polémica diplomática abierta con España este pasado fin de semana está ya "terminada" y confía en que no haya una mayor escalada de las tensiones, si bien ha insistido este lunes en que las declaraciones del ministro de Transporte, Óscar Puente, fueron una "barbaridad".

El portavoz de la Presidencia argentina, Manuel Adorni, ha afirmado en rueda de prensa que Puente fue "bastante agresivo" en sus declaraciones y ha subrayado que ningún ministro de otro país puede "dar a entender que el presidente ingiere determinadas sustancias".

Sin embargo, "es un tema saldado", que "no debería escalar más allá de lo que ya ocurrió", ha afirmado Adorni, después de que la Casa Rosada cargase en un comunicado contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y denunciase algunas de sus políticas en respuesta a las "calumnias e injurias" de Puente.

El portavoz ha afirmado que fue "una respuesta muy menor ante una agresión", después de cuestionar que en este tipo de disputas sea necesario "seguir determinados pasos diplomáticos", como podría ser la convocatoria formal de la embajadora española en Buenos Aires.

El Ministerio de Exteriores español respondió al mensaje de la oficina de Milei con otra nota en la que rechazaba rotundamente los términos infundados de dicho comunicado, asegurando que "no se corresponden con las relaciones de dos países y pueblos hermanos".

Milei tiene previsto acudir el 18 de mayo a un acto político de Vox en Madrid, pero el Gobierno argentino no prevé que haya ningún encuentro bilateral con Sánchez. Adorni ha recalcado en su comparecencia que "la agenda no está cerrada", pero que dicho encuentro "no estaba previsto" ya antes de la polémica más reciente.

Argentina da por "terminada" la polémica con España tras la "barbaridad" de Puente