viernes. 23.02.2024

Una joven de 13 años ha sido admitida para estudiar medicina en la Escuela de Heersink en Alabama, Estados Unidos. Esta noticia de la niña, que vive a las afueras de Forth Worth, ha dado la vuelta al mundo en los últimos días, puesto que se convertirá en una de las personas más jóvenes en ser admitidas en el grado de medicina.

Adoptada cuando pequeña, la madre de Alena Analeigh Wicker se dio cuenta que su hija tenía un "talento" sobrenatural. Tanto que con tan solo 12 años ya había finalizado sus estudios en la escuela secundaria. Ahora, tan solo un año después de su graduación, la menor ha sido admitida en el Programa de Garantía Temprana de la Universidad de Alabama, un plan que muchos expertos definen como "estricto".

Analeigh podrá empezar a cumplir su sueño en el curso 2024, donde se convertirá en la estudiante de medicina afroamericana más joven de EEUU. "Una pequeña niña negra adoptada de Fontana, California. He trabajado tan duro para alcanzar mis metas y vivir mis sueños... Mamá lo logré. No podría haberlo hecho sin ti. Me diste todas las oportunidades posibles para tener éxito. Me animaste, limpiaste mis lágrimas, me disciplinaste cuando lo necesitaba. Eres la mejor madre que una niña puede pedir. Mamá, ¡lo he conseguido!", escribía la joven tras recibir la carta de admisión de la Escuela de Heersink.

En redes sociales, su madre es su principal apoyo y, además, anima al resto de niñas a luchar por sus sueños. "Si pudiera decirle algo a otra niña que se parezca a mí: nunca dejes de creer, no renuncies a tus sueños solo porque alguien te diga 'no'. Y aunque parezca imposible, no lo es, y yo soy la prueba de que puedes hacer cualquier cosa que te propongas con tu mente y tu corazón".

Ahora, tras ser admitida, la joven ha confesado que quiere especializarse en inmunología viral y dedicarse, más tarde, a la atención primaria en su país. "Tengo un enorme corazón y pasión por mi comunidad y por defender la atención sanitaria de las comunidades subrepresentadas y de color", añadió en una entrevista para USA Today.

Admitida en la Universidad una niña americana de 13 años, estudiará Medicina